Se amplía Calamidad pública por falta de agua en Santa Marta 

El alcalde de la capital del Magdalena dijo que la administración asumirá parte de la distribución del agua en carrotanques para los 163 barrios que tienen esta emergencia.

Por Alejandro Matías

La calamidad pública por desabastecimiento de agua se prolongó en Santa Marta, luego la Unidad de Gestión de Riesgo anunciará que este viernes se suspendiera la distribución del líquido con los 20 carros cisternas que vienen financiando. Así lo confirmó el alcalde de la capital del Magdalena, Rafael Martínez. En la reciente reunión del Consejo de Gestión del Riesgo de Desastres, en la Alcaldía de la ciudad samaria, se determinó volver activar el Banco de Maquinaria Amarilla para la ejecución de acciones preventivas y reducción del riesgo en desastres. Para ello se colocarán jornadas de limpieza mecánica los cauces y rondas hídricas de los cinco principales cuerpos de agua que atraviesan la ciudad. Hasta el día de hoy son 163 barrios la ciudad de Santa Marta que padecen del este elemento vital, cuando en su momento les fue suministrado 291 millones de litros de agua. Según el mandatario Martínez, "se va a reducir un poco la operatividad de entrega del agua que venía cubriendo parte de esta flota". "Con recursos propios asumiremos parte de la flora que venía asumiendo la Unidad Nacional del Riesgo y, se doblará un mes más el número de vehículos que veían siendo contratados", acotó el alcalde. La calamidad pública en la ciudad fue declarada el pasado 15 de abril para que se garantizara el derecho de la comunidad a este servicio y facilitar el ingreso a los recursos que se necesiten para este fin. La medida fue protocolizada media te el decreto 082 suscrito por el mandatario encargado para la época de Andrés Rugeles y en acuerdo común con el Consejo de Gestión del Riesgo. La decisión de extender la medidas corresponde a la necesidad de garantizar interés general y en especial sus manifestaciones en el orden público, la salud de la comunidad, el derecho al goce de un medio sano y el accesi a los servicios públicos domiciliarios.