Santa Marta hechizó con su magia a más de 90mil turistas en semana de receso


Cortesía

El encanto de la Perla del Caribe hechizó con su Sierra Nevada y la calidez del Mar Caribe a más de 90mil turistas, que vieron en la capital de Magdalena el destino para disfrutar de la semana de receso.

De acuerdo a datos entregados por la administración municipal, está semana representó para la industria gastronómica, hotelera y comercial la posibilidad de surgir en medio de una reactivación económica que ha marcado la pauta en los últimos meses.

De acuerdo a las estadísticas entregadas por la administración desde la Secretaría de Desarrollo Económico y Competitividad la ocupación hotelera llegó hasta el 95% durante este puente festivo,


“lo cual estaba dentro de las expectativas, dadas las cifras que entregaron los gremios”, aseguró la administración.

En el transcurso de la semana de receso escolar se movilizaron por el aeropuerto Simón Bolívar un total de 96.522 pasajeros, en su gran mayoría de las ciudades de Bogotá, Cali y Medellín.


Mientras que en la Terminal de Transportes informó que el número de pasajeros entrantes fue de 35.965 y el de salientes, a corte del mediodía del lunes festivo, fue de 35.377, dando lugar a un crecimiento del 19% desde el 2020; en tanto que el movimiento vehicular por las vías de acceso a Santa Marta ascendió a 204 mil.

Las playas más importantes de la ciudad llegaron diariamente alrededor de 10 mil bañistas; en la semana, ingresaron más de 90 mil y en lo que va del mes, a fecha 17 de octubre, 191 mil personas han ingresado a las playas de la ciudad.

“Las más de 90 mil movilizaciones han hecho que la ciudad respire comercio, gastronomía, y empleabilidad. Los samarios, con esta temporada, han logrado mejorar su comercio y el dinamismo de la ciudad, atendiendo a más de 80 mil turistas”, indicó Iván Calderón, secretario de Desarrollo Económico.

Y añadió que, “Esperamos que el dinamismo continúe así, nuestras cifras van a seguir mejorando. Todavía hay mucho por hacer, pero la ciudad poco a poco vuelve a la vitalidad de lo que genera el turismo en la ciudad y con ello los niveles de empleo y ocupación van mejorando”.