¿Sabe qué pasa con los niños autistas en la cuarentena?

Actualizado: 26 ago 2020

Los niños diagnosticados con el Trastorno Espectro del Autista (TEA), son muy vulnerables a sufrir diferentes cambios en su comportamiento ante la actual emergencia.

Por: Eliana Almarales Torres


La pandemia del COVID-19 ha representado grandes cambios en el día a día de todas las personas, desde los más grandes hasta los más pequeños. Sin embargo, muy poco se habla de los niños diagnosticados con el Trastorno Espectro del Autista (TEA), una población vulnerable para la cual enfrentar la actual emergencia significa un gran reto, teniendo en cuenta que el mantenerse en casa por tanto tiempo puede desencadenar todo tipo de situaciones.


En RegionCaribe.org estuvimos conversando con Diana Escorcia, profesional en psicología y con experiencia en trabajo con niños con autismo, quien explica que "estos niños por lo general son muy rutinarios, ellos se introducen tanto en lo que hacen cada día, que es muy difícil que toleren los cambios, por lo que la cuarentena genera un gran impacto en ellos. Pueden manifestar estrés y angustia. Además pueden cambiar desde el ciclo del sueño hasta la alimentación, el comportamiento y la manera de comunicarse".


En el desarrollo de este proceso es importante el acompañamiento de los padres para que los niños puedan comprender lo que está sucediendo actualmente con el virus y las formas en que deben cuidarse. La psicóloga señala que con los niños que presentan dificultades de atención o de lenguaje, se pueden utilizar estrategias como cuentos, pictogramas, y juegos. "Pueden dibujarles el Coronavirus en diferentes partes de la casa y explicarle al niño que debe encontrarlo, cada vez que lo haga debe irse a lavar las manos", esta es una estrategia simbólica que pueden utilizar para que comprendan la importancia de lavarse las manos y aunque no puedan entender en su totalidad el tema, se garantiza que el niño aprenda sobre el autocuidado.


Ante esta emergencia sanitaria, los padres, niños y profesionales que los atienden se han tenido que enfrentar a nuevas formas de trabajo, a través de las teleterapias, un proceso en el que es vital el acompañamiento de los padres y toda su disposición para que los pequeños puedan adaptarse, ya que no es fácil mantener su atención a través de una pantalla para trabajar con ellos. Hay casos de niños muy funcionales que logran responder ante este nuevo mecanismo, pero un gran porcentaje de niños con TEA no consiguen hacerlo.


Actualmente se está implementado un entrenamiento a los padres, en el que el profesional encargado de atender al niño le indica a ellos cómo deben trabajar con sus hijos, se les proponen actividades y se les entrena en cuanto a técnicas para el manejo de todas las situaciones que se pueden presentar con el niño en estos momentos en casa. La profesional Escorcia explica que "nosotros nos hemos convertido en guías y los papás se están convirtiendo en los terapeutas de sus hijos, porque son ellos los que están ahora aprendiendo a controlar una pataleta, a cómo darles unas instrucciones, a cómo hacer para que el niño atienda cuando él le está hablando, a ellos les ha tocado apersonarse de los procesos de sus hijos pero siempre con el acompañamiento de un profesional".


A los padres inicialmente les puede costar un poco el tema de asumir mayor responsabilidad en los procesos de sus hijos, ya que pueden experimentar miedo o sentirse incapaces de desempeñar ese rol, sin embargo, es importante que den el paso y se abran a la oportunidad, para seguir contribuyendo a la mejora de sus hijos. Además que pueden empezar a trabajar todas las técnicas aprendidas en la terapia en cualquier momento del día y el avance del niño resulta más significativo.

La psicóloga Escorcia, también destaca que es fundamental programar actividades para los niños todos los días y no dejarlos sin rumbo alguno. "Es importante que los niños mantengan una rutina independientemente que se encuentren encerrados en la casa. Deben tener un horario para despertarse, para desayunar, un momento de juego con papás, un horario de siesta, luego pueden hacer una actividad ocupacional, una manualidad o pueden hacer un juego didáctico que les genere alguna actividad física, es decir, algo en el que el niño pueda divertirse con sus papitos o demás familiares".


Finalmente recomienda tener cuidado con el uso de aparatos electrónicos, porque estos pueden generar muchos cambios en los comportamientos de los niños. Con tanto tiempo en casa se ha incrementado el uso de celulares y televisores y esto genera un gran impacto en ellos, por lo que sugiere establecer horarios ya que si se tiene un control de estas herramientas no se tendrían que presentar dificultades.


"Todo esto se puede lograr con un buen proceso de acompañamiento, hay que estar con los niños, no dejarlos solos durante todo el día y que ellos resuelvan cómo se entretienen. Hay que hacer actividades con ellos que de alguna manera les mantenga la mente ocupada", esta es la invitación que hace la psicóloga Diana Escorcia a todos aquellos padres que se encuentran en casa con niños autistas y además la profesional nos comparte a través de un vídeo para los lectores de RegionCaribe.org algunas actividades muy didácticas para que las realicen con ellos en casa y cambien un poco la rutina en medio de la cuarentena.