Remedios naturales para combatir la depresión, el insomnio, el estrés y la ansiedad

El confinamiento obligatorio puede generar en las personas trastornos mentales que afecten la salud y la convivencia durante la cuarentena.


Por: Ángela Pertuz


Durante la cuarentena, resulta agotador encontrarse todo el día en la casa, sin saber qué hacer, convirtiéndose así, en presa fácil de la angustia generada por el consumo excesivo de noticias; generando en el organismo reacciones o estímulos que terminan en depresión, insomnio, estrés y ansiedad.


Por ello, RegionCaribe.ORG, habló con las personas que reúnen más sabiduría en cada hogar, los abuelos y abuelas, quienes en un tiempo pasado hicieron de los remedios naturales sus compañeros de lucha.


Para la depresión, recomiendan animarse con la aromaterapia, pues aseguran que de vez en cuando es bueno consentirse a sí mismo, y para ello, la lavanda y bergamota suelen ser aliados, pues con ellas relajas el cuerpo, la mente y se levanta el estado de ánimo. Dense un baño caliente, añadiendo al agua diez gotas de aceite de lavanda y cinco gotas 3 aceite de bergamota.


Así mismo expresan que contra la depresión es bueno llevar un diario, pues con este ayudará a comprender mejor las emociones; Siéntase y escriba, 20 minutos al día; no piense en la redacción o si lo que está diciendo es interesante. Solo escriba lo que se le ocurra y no se censure.

Para Insomnio, recomiendan tener un sueño reparador; dos horas antes de irse a la cama lea un libro relajante, tome un baño caliente o escuche música suave.


Especialistas de la salud, expresan que debe haber un horario recurrente para acostarse, y así acostumbrar al organismo; el dormitorio debe estar lo más tranquilo posible y completamente oscuro; además, es importante que haya aire fresco, por lo que aconsejan, mantener un poco abiertas las ventanas.


De la hierba pasiflora con manzanilla resulta un té suave para dormir bien; en 250 ml de agua caliente, deposite una cucharada de pasiflora y manzanilla, tápela y deje reposar por 10 minutos, cuélela y beba, 30 minutos antes de acostarse.


Para contrarrestar el estrés, infusión de manzanilla y poleo, al ser un té relajante y un poco sedante. Vierta una cucharada de cada de las hierbas en 250 ml de agua caliente; dejar reposa y colarla, puede endulzarla con miel de abeja.


Según el médico, Juan Carlos Corbacho, para disminuir el estrés, es necesario fortalecer el organismo con complejos como Vitamina B, que da apoyo a las glándulas suprarrenales; y el magnesio y el calcio, que tienen efectos tranquilizantes naturales”.


Y para la ansiedad, todos coinciden en postular a la valeriana, este es un sedante poderoso, pero inofensivo que ayuda en los casos extremos de ansiedad; para su elaboración vierta en 250mil de agua hirviendo, una cucharada de raíz seca de valeriana.


Para su infusión, tape el agua para que no se evapore los aceites esenciales de la hierba y déjela en remojo por 10 min; cuélela, trate de tomarla cuando la necesite máximo 2 veces al día.