Región Caribe trabaja en impulsar su potencial en energías renovable

Bajo el modelo clúster se busca articular la cadena de valor del sector conformada por más seis mil empresas.

El Caribe colombiano se convirtió, este miércoles 2 junio, en la primera región del país en contar con un Clúster de Energías Renovables. Así se confirmó tras su exitosa presentación y lanzamiento por parte de la alianza interinstitucional entre las cámaras de comercio de Cartagena, Barranquilla, Santa Marta, Valledupar y La Guajira.


Las Cámaras de Comercio del Caribe definieron, con el apoyo de INNPULSA, una hoja de ruta para dinamizar y apoyar el desarrollo del potencial de la región en la generación de energía basada en fuentes como el sol, los vientos y la biomasa.

"Este es el primer paso de una estrategia con la que a 2030 podamos contar con un Caribe cuya producción y consumo energético se base, principalmente en energías renovables, lo que se logrará promoviendo sinergias a lo largo de la cadena de valor del sector de las energías renovables a través de la cooperación y el aprovechamiento de potencialidades del territorio, involucrando a los agentes del ecosistema de innovación y, de esa manera, potenciar el desarrollo y el posicionamiento del sector", indicó Juan Pablo Vélez, Presidente Ejecutivo de la Cámara de Comercio de Cartagena.

Este importante proyecto tiene como punto de partida el fortalecimiento del clúster de energías renovables con el fin de articular la cadena de valor del sector en la región, conformada por más de seis mil empresas y treinta instituciones educativas, entre otros actores.


De manera conjunta las cámaras de comercio, definieron un plan de acción de mediano y largo plazo, en el que se priorizaron tres proyectos que tienen como objetivos principales, atraer inversión extranjera hacia la producción de bienes y equipos avanzados para este tipo de generación; promover la eficiencia energética a nivel industrial y residencial; y hacer de la región Caribe el centro de aprovechamiento energético del hidrógeno.


Este tipo de iniciativas demuestra el alto potencial que tiene la Región Caribe en materia de aprovechamiento de los recursos naturales para el desarrollo de las energías renovables de fuentes no convencionales, pero especialmente vislumbra un panorama prometedor de futuro para el crecimiento económico y el desarrollo social de la Región Caribe.