Reducción en la tarifa de peajes en la ‘Prosperidad’ plantea su fácil acceso: comunidad

La circunvalar de la Prosperidad tiene nuevo esquema tarifario en los peajes Papiros, Juan Mina y Galapa 2, del proyecto Cartagena – Barranquilla; noticia anunciada por la Gobernación del Atlántico y el Gobierno Nacional, en cabeza de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), que brinda la posibilidad de su fácil acceso por parte de los habitantes de los municipios aledaños.

Circunvalar la Prosperidad / Imagen de cortesía

“Esa reducción del peaje es una bendición, la vía está muy buena y se acortan mucho lo tiempos de movilidad” expresa Carla Sarmiento, madre de familia galapera.


Normalmente Carla Sarmiento se toma un estimado de hora y cuarenta minutos para llegar a su trabajo en la calle 90, en Barranquilla, pues entre trancones y distancias, debe salir de casa con mucho tiempo de anticipación.


Debo dejar a mis hijos listos, con la comida preparada mientras mi mamá llega a cuidarlos, e irme tan temprano me roba tiempo de calidad con ellos, pero gastar en peajes tan caros no me resulta una opción”, manifiesta Carla.

Historia que tiene un patrón repetitivo en habitantes del municipio del Área Metropolitana de Barranquilla, quienes, con la reducción en el tarifario en los peajes de la vía, ven la posibilidad de ahorrase tiempo y dinero en su ruta diaria hacia la ciudad.


“Tras varias mesas de trabajo se hace efectiva la reducción de las tarifas de estos tres peajes entre un 50% a 67%, pasan, por ejemplo, en la categoría 1 del peaje Papiros de 6 mil pesos a 2 mil 300 y, en los peajes de Galapa 2 y Juan Mina, de 13 mil 200 a 6 mil 700 pesos”, indicó Carlos García, vicepresidente ejecutivo de la ANI.

Disminución que responde a las solicitudes de las comunidades ubicadas en el área de influencia de estas obras en el Atlántico, es el caso de Lucia Pertuz, joven que culmina su jornada laboral a las 6:00 pm, pero siempre llega a casa, en el municipio de Galapa, a las 7:45 pm


Si la suerte es buena me tomo 1 hora y media para llegar a mi hogar, si es mala la suerte me tomo más de las dos horas, y eso depende del tráfico, porque la vía la Cordialidad es muy circulada y están haciendo trabajos viales, lo que hace mi regreso aún más tedioso”, explicó.


De acuerdo a lo indicado por la institución, dicha reducción no pone en riesgo el modelo financiero del proyecto Cartagena - Barranquilla y, por el contrario, incentiva el aumento de tráfico en la vía.