Recomendaciones para su alimentación en Semana Santa

La Secretaría Distrital de Salud plan de contingencia en sector salud durante Semana Santa.

Llegan vacaciones y el deseo de comer fuera de casa y darse unos gustos adicionales empiezan a aparecer poniendo en pausa los hábitos alimenticios tradicionales. La alimentación es clave para mantener la salud durante esta temporada, por este motivo se debe prestar especial atención en todo momento a los alimentos que se consumen, sus ingredientes y forma de preparación. “Es importante que las personas tomen algunas precauciones con el cuidado de la alimentación para evitar adquirir afecciones derivadas de un descuido de lo que comemos (...) En caso de sentir algún malestar es importante que se acuda al médico y no se automedique, ya que en la mayoría de las ocasiones las personas suelen hacer remedios caseros que no combaten ni eliminan las bacterias”, aseguró el nutricionista Andrés Redondo. En este sentido, el nutricionista invitó a la comunidad en general, especialmente a los padres de familia a adoptar buenos hábitos alimenticios, pero sobre todo, saber escoger dónde se compran e ingieren los alimentos para evitar alteraciones en su salud. Por su parte, la Secretaría Distrital de Salud de Barranquilla adoptará plan de contingencia desde el domingo 14 hasta el lunes 22 de abril, con el propósito de estar en disposición de atender cualquier eventualidad. Durante esta temporada del año el Distrito intensifica las actividades de inspección, vigilancia y control en establecimientos que venden y procesan productos de mar y río, verificando su almacenamiento, conservación, fecha de vencimiento, condiciones higiénico-sanitarias del sitio y de los manipuladores de alimentos. “Al comprar pescados, mariscos y otros alimentos que se venden en esta época debemos hacerlo en sitios seguros, además de verificar su color y contextura”, indicó la secretaria de Salud, Alma Solano Sánchez. La dependencia distrital en salud recomienda a la comunidad poner vital atención a las siguientes recomendaciones: • Cerciórese que los establecimientos y sitios donde se expenden estos productos de temporada estén limpios y dispongan de buena refrigeración para su conservación. • Los productos que se expenden al público en exhibidores abiertos deben mantenerse en cama de hielo. • El pescado en estado fresco se distingue por sus ojos salientes y brillantes. El aspecto firme y brillante de su piel debe verse húmedo, firme al tacto y con sus escamas bien pegadas al cuerpo, sus agallas deben ser rojas, húmedas y sin olor desagradable. Al levantar la aleta dorsal con el dedo, esta debe ejercer una presión contraria. Al presionar la piel con el dedo y retirarlo, esta debe retomar la posición inicial en corto tiempo. No debe presentar espinas sobresalientes. • Los pescados frescos deben mantenerse en refrigeración hasta el momento de su cocción. El pescado seco debe presentar color entre blanco y amarillo sin manchas rojas y su olor debe ser característico y no aromatizado. • Si son crustáceos, estos deben tener olor y color característico (no muy fuerte o penetrante), de consistencia firme, sin coloración o manchas negras. • Absténgase de ingerir productos o alimentos en la vía pública que no implementen medidas básicas de higiene en su preparación o comercialización. • Si presenta alteraciones en su estado de salud, tales como vómitos, diarrea, náuseas, mareo o dolor abdominal, diríjase de inmediato al centro de salud más cercano. • Ante cualquier emergencia por ingerir alimentos en mal estado, comuníquese a la Línea de la Salud, 3793333.