Qué tienen los ‘Cuadros Vivos’ de Galeras, al ser postulados como Patrimonio Inmaterial de la Nación

La UNESCO estudia la propuesta.


La sabana sucreña, sus tradiciones y el pasado cercano han servido de inspiración para que su gente, en el municipio de Galeras, recree en sus calles los ‘Cuadros Vivos’ de una comunidad que sigue en pie de lucha, armándose de sus raíces y costumbres. Esta, una expresión artística y teatral que, apropósito, fue postulada como patrimonio cultural e inmaterial de la nación ante la UNESCO.


Por 5 días, los actores espontáneos salen de sus casas y se toman las calles representando a su abuelo, tío o matrona en escenas tradicionales, teniendo como referencia el patio de la casa, el campo o la faena pesquera. Allí, se quedan inmóviles mientras llegan turistas o habitantes cercanos al municipio.


«Los cuadros vivos de Galeras son una de las 23 manifestaciones inscritas en la lista representativa de patrimonio cultural inmaterial. Estas manifestaciones conectan el alma de una comunidad con el alma de una nación y el alma de la humanidad», afirmó el ministro Felipe Buitrago, durante el recorrido por el municipio con motivo del acto simbólico de postulación ante la UNESCO.

Y es que, la exhibición dura cinco días; en el primero, se muestran cuadros vivos hechos por niños; los tres días siguientes, un barrio o un conjunto de calles, muestra a los habitantes de los otros sectores sus cuadros vivos, cerca de 20 cuadros por barrio o conjunto de calles.


En el quinto, se muestran, en la calle principal (La Concepción) los mejores cuadros. Los cuadros tienen una rica diversidad temática y de concepciones escénicas que muestra, junto al cuadro "tradicional", religioso o costumbrista, utilizando el frente de la vivienda para incorporarlo a la escena, o para instalar allí un escenario (caja escénica), una importante dinámica e innovación creativa propias del performance, de la instalación contemporánea, y de las "estatuas vivas" comunes hoy en día en los centros de las grandes ciudades.


«Este reconocimiento como patrimonio cultural e inmaterial de la nación sería un hito en cuanto a oportunidades de turismo cultural en el departamento, ubicándose como uno de los eventos culturales de talla mundial, que nos llevaría a un nuevo nivel de desarrollo basado en la puesta en valor de nuestros activos culturales», comentó el gobernador de Sucre.

Con su postulación, la UNESCO dispondrá de tres años para hacer la evaluación del expediente y solicitar que se complemente la información presentada, en caso de requerirse, y que, de obtenerse la inscripción, Colombia tendría la doceava manifestación reconocida como patrimonio cultural de la humanidad.



Fotografía: Cortesía