¿Qué solución dará el Distrito a la problemática de rejillas robadas en Barranquilla?

Tras las fuertes lluvias que ha habido en la capital del Atlántico algunas rejillas se han desprendido y posteriormente han sido hurtadas, dejando así un “peligro mortal” para quienes transiten por esos sitios que quedan expuestos y en ocasiones, ocultos.

Son diversos los accidentes que se han presentado por alcantarillas destapadas. Foto: cortesía.

Son distintas las emergencias que a lo largo de los años se han venido presentando en Barranquilla debido a alcantarillas destapadas. En ocasiones estas quedan expuestas debido a que la fuerza del agua lluvia las empuja y terminan desprendiéndose; y muchas otras veces también son hurtadas por ciudadanos que posteriormente las comercializan en sitios donde compran hierro por kilo.

En días anteriores se dio el lamentable caso de Luisa Fernanda Pacheco, una joven de 18 años que, al ir caminando en inmediaciones a la Universidad del Norte, cayó a una alcantarilla destapada la cual tenía el fondo a unos 7 metros de largo, por lo cual sufrió diversas heridas las cuales fueron tratadas en la Clínica Portoazul, donde posteriormente se dio su deceso.

Pese a que no todas las historias de accidentes con alcantarillas destapadas en la capital del Atlántico terminan igual que la de Luisa Fernanda, es bien sabido que son múltiples los accidentes relativamente graves que se han presentado, en donde no solo jóvenes han caído y se han herido, sino también niños y personas de la tercera edad.

"Una alcantarilla destapada es un peligro para todos, no solo para nosotros los humanos sino también para los animalitos que inocentemente andan por toda la ciudad sin saber que podrían tener un accidente. Por ejemplo mi gata cayó en una alcantarilla destapada y tuvo fractura de fémur, fue muy costoso salvarla. Todos estamos expuestos con esto y no sabremos cual será el día en el que ni Dios lo quiera nos toque a nosotros pasar por algo así", dijo Marlene Peña, moradora del barrio Las Delicias.

Ante esta situación y la preocupación de la ciudadanía al verse expuesta a este peligro, la Alcaldía distrital ha decidido tomar cartas en el asunto.

A través de un comunicado oficial la entidad informó que, ubicando puntos clave de la ciudad, comenzó la operación que busca reponer todas las rejillas pluviales de desagüe que han sido robadas en los diferentes sectores, esto, según explicó la Alcaldía, con la finalidad de prevenir que sigan presentándose este tipo de accidentes y preservar así la vida y la integridad de los peatones.

Según la información, lo primero que se llevó a cabo fue un “barrido” por diversos puntos de la capital del Atlántico para identificar donde se encontraban esos alcantarillados que no tenían su respectiva tapa, para posteriormente poder trabajar de la mano de operarios, por medio de brigadas, en donde se repusieron todas esas rejillas que hacían falta.

El secretario de Obras Públicas, Rafael Lafont, aseveró que actualmente ya se identificaron todos esos puntos ‘clave’ en donde hacían falta las rejillas y que estas ya fueron repuestas en su debido momento.

“Las rejillas las estamos dejando totalmente soldadas, de esta forma logramos que se vuelva algo imposible de sacar por las personas que están hurtando estas rejillas aprovechando la oscuridad, porque hasta los cables de las luminarias se las han robado, y así tener más seguridad de que van a durar más y que será difícil hurtarlas porque se les pondrá bastante soldadura”, sostuvo el funcionario.

Asimismo, Lafont precisó que por el momento ya se repusieron algunas de las rejillas que más “peligro” podrían representar ya que se encuentran ubicadas en sitios concurridos: las del arroyo de la calle 84 y el arroyo de la calle 82. “Continuaremos con la que se robaron últimamente en la carrera 53 con calle 84, que debe quedar lista entre hoy y mañana. Después pasaremos a la carrera 43, en Miramar, donde se han hurtado bastantes rejillas en ambas calzadas”, agregó

El secretario hizo énfasis en que es necesario “seguir” la ruta de los elementos robados, es decir, les pidió a las autoridades que deben revisar sitios de chatarrerías ubicadas en el Centro, Barlovento y otros sectores para que de esta forma sea posible identificar a donde van ‘a parar’ aquellas tapas que anteriormente fueron hurtadas, causando así daño a toda la ciudadanía.