¿Qué propone el Distrito para reubicar a familias damnificadas?

El alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo, propone plan para urbanizar lotes y entregarlos a familias damnificadas por el invierno.

Foto: cortesía.

En horas de la mañana de este lunes festivo, el alcalde Jaime Pumarejo le hizo una propuesta al Gobierno nacional con el fin de atender rápidamente la situación de las familias que han quedado damnificadas por la ola invernal en la capital del Atlántico.

Según lo que explicó el mandatario distrital, el proyecto consiste en utilizar loes de la ciudad que estén desocupados “para rápidamente poder urbanizarlos y entregarlos loteados a esas familias que han sido víctimas de este invierno”. El alcalde precisó que para lograr este objetivo será necesario “cumplir unos requisitos mínimos”.

“Por ejemplo, una estancia demostrable en esos sectores, una revisión del tipo de vivienda que tenían, que no hayan recibido anteriormente algún beneficio o subsidio del Estado y otros, y luego de eso podrán ser beneficiarios de un lote con servicios públicos que se les titulará o escriturará a su nombre”, dijo la entidad mediante un comunicado oficial.

“Además, le vamos a solicitar al Gobierno y al Congreso, si toca, que nos den la posibilidad de cambiar los usos de diversos lotes para destinarlos exclusivamente a la urbanización y entrega de vivienda a personas que están en estado de vulnerabilidad, en diversas cuencas de cuerpos de agua o por estar en la ladera suroccidental de la ciudad”, añadió Pumarejo.

De igual forma, el mandatario aseveró que, simultáneamente, la Alcaldía trabajará con empresas como Camacol y diversos gremios y las empresas de servicios públicos “para intentar mediante la solidaridad urbanizar estos lotes con el menor costo posible, e iremos al Concejo para que nos autorice y nos dé la oportunidad de usar estos espacios, algunos tendrán que pasar por autorizaciones locales y otros dependerán de autorizaciones nacionales o legislativas. Por eso le vamos a solicitar un apoyo al Gobierno y el Congreso para que posibilite a los alcaldes utilizar tierras, lotes, rurales o urbanos y con otros usos, para que por la emergencia puedan reubicarse allí estas personas que hoy lo están perdiendo todo”.

Al mismo tiempo, la entidad aseveró que la Administración distrital está trabajando “para solicitarle al Ministerio de Vivienda, con quien estamos teniendo una muy buena relación de trabajo, que los subsidios de vivienda se puedan entregar a cada una de esas familias, para que los utilicen en compra de materiales y en mecanismos de autoconstrucción, y de esa manera podamos darle una salida a unas familias que hoy no tienen ni la capacidad de pago para comprar una vivienda nueva ni la capacidad de empleabilidad para sacar un crédito y recibir el subsidio de Mi Casa Ya, como tradicionalmente se recibe. También estamos trabajando con el Ministerio para crear un fondo de garantías adicionales y que, de esa manera, el fondo les dé un estímulo a los bancos para que les presten a estas personas que no tienen un empleo formal y que de esa manera podamos rápidamente surtir este proceso”.

Obras en funcionamiento

El alcalde Pumarejo aseguró que este proyecto tiene como finalidad “seguir buscando salidas para esta cruel ola invernal, donde si bien hemos tenido el año con la mayor precipitación de las últimas décadas, inclusive con fines de semana y semanas con récords históricos de caída de lluvias, hemos tenido menos damnificados, menos zonas de riesgo en emergencia de la ladera inestable de Barranquilla por cuenta de las obras que se han venido haciendo durante la última década, tales como la estabilización de esa ladera con pantallas de protección y al mismo tiempo canalización de aguas y también construcción de vías en esos sectores, que han servido como mitigación de esos riesgos que tenía una gran parte de la ciudad de Barranquilla”.

Agregó que “esto nos da un aliciente de que estas obras están funcionando, pero no son garantía para aquellas familias que hoy se encuentran en un estado de zozobra porque han perdido una vivienda o porque han tenido que ser desalojadas”.

Por último, el alcalde de La Puerta de Oro manifestó que actualmente se está finalizando el censo que se le proporcionará al Gobierno nacional con el objetivo de que estas familias damnificadas puedan ser incluidas en los beneficios de largo plazo, de reubicación y otras consideraciones.

“Muchas de estas personas damnificadas son migrantes venezolanos y también estamos trabajando con diversas fundaciones y asociaciones multilaterales para que nos ayuden a encontrarles una salida a esas personas, una ruta hacia la dignidad y hacia la empleabilidad, y a salir de esas condiciones vulnerables en que se encuentran”, puntualizó Pumarejo.