¿Qué pasa con los escenarios culturales en Barranquilla? Tertulia realizada por Barranquiloquio

"En Barranquilla trabajamos a través del esfuerzo de un grupo de personas que no es el Estado, somos los ciudadanos los que nos movemos a crear las cosas" Profesor José María Fernández.



Por: Karelis Sarmiento.


Ayer martes 03 de diciembre se llevó a cabo una tertulia realizada por Barranquiloquio un grupo de barranquilleros que organiza charlas y convierte lugares en espacios amenos para que entre ciudadanos barranquilleros se logre ahondar en temas vitales para el desarrollo de Barranquilla, el Atlántico y Colombia. En esta ocasión el tema a tocar fueron los escenarios culturales de la ciudad de Barranquilla, el evento contó con la participación de Deyana Acosta de la Universidad del Norte, Toni Celia de Feria en un Millón y del profesor José Maria Fernandez de la Universidad del Atlántico.


Abordar el tema sobre el valor patrimonial de los escenarios culturales de Barranquilla es un asunto que tiene mucho que abordar y el tiempo en el que se dio este dialogo abierto solo fue una introducción al tema que promete no cesar ahí, sino seguirlo desarrollando a través de espacios como los que abre Barranquiloquio, Lina Robles periodista de Publimetro fue quien se encargó de moderar y con el apoyo de Deyana Acosta dividieron por paquetes los casos diferentes que se presentan con los diferentes escenarios.



Tres casos jurídicos diferentes que se tomaron, el primero de ellos es Bellas Artes, pertenece a una entidad universitaria que tiene en la junta directiva representación del Gubernamental y cuenta con ingreso y renta, pero lo que ocurre con ese escenario preocupa no solo a sus estudiantes, alarma a cualquier ciudadano barranquillero que tenga sentido de pertenecía, ¿qué pasa ahí? ¿Quién puede meter mano allí? Es un asunto gubernamental como se dijo anteriormente y le compete a quien asuma la Gobernación del departamento trabajar por esta Alma Mater, invirtiendo en ella parte del presupuesto que se designa para la Universidad del Atlántico de la cual este escenario también hace parte.

El Teatro Amira de la Rosa es otro de esos escenarios culturales que merece un análisis particular, como obra de la ciudadanía lo estima el profesor José Maria Fernandez, además de catalogarlo un excelente teatro, escenario que desde 2016 cerró sus puertas con el argumento de que ‘se iba a caer’, el profesor José Maria dice no haber visto una grieta además comenta no encontrarle en su momento explicación a los 60 mil millones de pesos que aparecieron como suma fabulosas para en teatro y su restauración.


“No era necesario en ningún momento hace ningún tipo de demolición, después de la campañas que hicimos empezaron a decir que era una complementación” a lo anterior el profesor José Maria Fernandez le añadió que "En Barranquilla trabajamos a través del esfuerzo de un grupo de personas que no es el Estado, somos los ciudadanos los que nos movemos a crear las cosas".


El Director de la Feria del Millón Caribe, Toni Celia, con su participación en la tertulia manifestó que estos espacios son necesarios para hacer pensar y generar análisis en la ciudadanía, además ahondó la situación del Amira “tenemos que consumir cultura, es algo muy importante para la ciudad empezar a hacer eso”.


Toni comentó que cuando el teatro estaba a disposición de los barranquilleros se hacía un promedio de 57 evento anuales y con suerte iban alrededor de 300 personas teniendo capacidad para 949 y si el evento era pago siempre estaban quienes pedían rebajas “la cultura no debe ser estrictamente gratuita” indicó, concluyendo que como el teatro reabrirá sus puertas hasta 2023, la cultura no puede dejar se hacerse, hay que buscar donde hacer cultura.


Otro caso que se tocó fue el del Parque Cultural, que es una corporación que maneja el Museo del Caribe, a esta situación se le anexa el Museo de Arte Moderno que es una ONG y el Museo Romántico que también es una ONG, lo comentado por Deyana Acosta es que al Estado le queda muy difícil buscarle soluciones a los situados en este caso, porque son entidades privadas.



Siendo Barranquilla una ciudad con una cultura focalizada en el ‘folclorismo’ como lo manifiesta el profesor José Maria Fernandez, es necesario que se empoderen más de lo propio sus habitantes, preocupándose y participando a nivel cultural ya que para no dejar decaer la cultura de la ciudad hay que apoyarla desde todos los escenarios, académicos, políticos y como ciudadanos.