¿Qué hacer ante el inicio oficial de la temporada de huracanes en el Caribe?

La temporada coincide con el desarrollo de la primera temporada de lluvias, que inició el pasado lunes 16 de marzo y que se prevé finalice el día 15 del mes en curso.


Empieza la actividad en el Mar Caribe y consigo el inicio oficial de la temporada de huracanes en el Caribe Colombiano; y es que, de acuerdo a lo comunicado por la Oficina para la Gestión del Riesgo y el Cambio Climático (Ogricc) esta va desde el 1 de junio y podría extenderse hasta el 30 de noviembre.


“En este lapso se espera un aumento gradual en la frecuencia e intensidad de las precipitaciones en el Mar Caribe y la zona litoral”, comunicó el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam).

A su vez, el Centro Nacional de Huracanes de la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA), indica que durante el intervalo se prevé depresiones tropicales, tormentas y huracanes, que se podrían experimentar durante el fenómeno de variabilidad intraestacional del clima, bajo una leve influencia del fenómeno de La Niña.


Del total de tormentas anunciadas por la entidad, entre 6 y 10 podrían llegar a la categoría de huracán y al menos entre 3 y 5 de estos, escalar a las mayores categorías de huracanes, es decir vientos con tope de 207 kilómetros por hora en la tercera categoría y hasta de 250 km por hora en la quinta.


Por su parte, la administración samaria anuncia que, si bien, Santa Marta no está en amenaza, directamente, comunican a la ciudadanía que “No estamos exentos” explicó Jorge Lizarazo, jefe de la Ogricc, quien asegura que “vamos a experimentar incremento en la velocidad de los vientos, en la altura del oleaje y en la frecuencia e intensidad de las precipitaciones, debido a que sobre el promedio histórico en esta temporada ciclónica es posible que en el océano Atlántico, el mar Caribe y el golfo de México se consoliden entre 13 y 20 tormentas”.


Recomendaciones:


  • No obstruir las vías de escorrentía superficial en los cerros

  • Notificar sobre inclinación de árboles contiguos a viviendas

  • No exponerse en zonas al aire libre durante lluvias con actividad eléctrica

  • No arrojar basura a las calles, box culvert, o riberas

  • Ajustar los amarres de tejados, proteger ventanas y retirar elementos pesados de balcones o terrazas que puedan caer por efecto de los vientos y representar riesgos.


De acuerdo con la Ogricc de Santa Marta evite:


  • Estacionar vehículos bajo árboles, postes de energía o vallas

  • Habitar inmuebles que se ubiquen sobre la ronda hídrica o cerros, en caso de evidenciar procesos erosivos, desprendimiento de material rocoso, desbordamientos de ríos y quebradas o deslizamientos.