Puerto de Barranquilla y sus limitantes no dan tregua a los riesgos y sobrecostos



Buque en el puerto de Barranquilla. Cortesía de la secretaria de Desarrollo Económico del Distrito.

La competitividad del puerto de Barranquilla está nuevamente en atravesando por un momento crítico, debido a la falta de soluciones que garanticen los trabajos en la zona de Bocas de Ceniza para el acceso al puerto.

El presidente del puerto de Barranquilla René Puche ha hecho un llamado al sector privado, con el fin de agilizar los procesos que según él, no ha podido hacer el Gobierno nacional. 

A la fecha ya han sido tres barcos con más de 75 mil toneladas de trigo y maiz, los que han tenido que desviarse ya que debido a sus medidas no puede ingresar al puerto de Barranquilla. Lo preocupante según Puche es que el 90% de las embarcaciones que llegan al puerto, tienes medidas superior a 190 metros de eslora, la dimensión máxima que se permite de acuerdo al último estudio de batimetría.

Además, el desvío de dichas embarcaciones a Santa Marta y Cartagena, requieren que la mercancía sea transportada hasta la capital del Atlántico, vía terrestre, generando sobrecostos que no están amparados. Esto sin duda para Puche es un significativo golpe a la competitividad y a la economía de la ciudad, que de acuerdo con los expresado en diálogo con Caracol Radio, podría generar futuros desabastecimientos.

Finalmente el presidente del puerto de Barranquilla cuestionó la actitud del Gobierno nacional, al no exigirle a la empresa Jan De Nul, con la que se firmó el contrato de dragrado en la zona afectada, para que disponga de los equipos necesarios para las condiciones de Bocas de Ceniza, ya que son tres meses en los que la draga ha estado sin realizar los trabajos pertinentes.

#JandeNul #Dragado #Barranquilla #PuertodeBarranquilla #embarcaciones #economía

© 2019 por Stella Marketing