Puente Pumarejo inaugurado por Duque representa progreso para la región Caribe

El Presidente anunció que su gobierno estudia la propuesta de tumbar solo la parte central del antiguo puente y convertirlo en un Centro Cultural y Gastronómico.

Foto: Prensa - Gobernación.


Por: Aldira Chamorro Ojeda

Tal como estaba previsto, el Puente Pumarejo fue inaugurado hoy por el presidente Iván Duque, quien apoyó la consecución de $140.000 millones que se requerían para concluir y entregar la megaobra de ingeniería que tuvo una inversión total de $800.000 millones y por sus dimensiones, se ha convertido en el quinto puente más ancho del mundo y el primero de Latinoamérica.


Además de mejorar la conectividad y navegabilidad entre los departamentos de Atlántico y Magdalena, Duque aseguró que esta obra impactará positivamente la calidad de vida de los habitantes de la región Caribe porque impulsará la competitividad regional.


“Este puente es la demostración de la pujanza de un país que piensa en grande y nunca va a dejar de pensar en grande”, dijo el Presidente de los colombianos.



El presidente Duque, el gobernador Eduardo Verano y la gobernadora del Magdalena, Rosa Cotes, reconocieron el aporte del gobierno Juan Manuel Santos a este proyecto y así se lo manifestaron públicamente al exvicepresidente Germán Vargas Lleras, quien asistió al evento como invitado especial.


“Esta es la mejor noticia en los últimos 50 años de la ciudad, este imponente puente de una amplitud espectacular, con espacios para el peatón y los ciclistas, es un atractivo para todos los colombianos, lo que promoverá el turismo en nuestra ciudad”, manifestó el alcalde de Barranquilla, Alejando Char.

La nota cultural del evento estuvo a cargo de la Banda Departamental de Baranoa, dirigida por Hilton Escobar.

Una vez finalizaron los actos protocolarios, el Puente Pumarejo fue puesto al servicio de la comunidad y, de inmediato, fue estrenado por todo tipo de vehículos y por numerosas personas que recorrían los 3.2. km. de andenes peatonales y de ciclo ruta.

José Niebles, comerciante y técnico ambientalista.


Habla la comunidad


Una de esas personas es José Niebles, comerciante y técnico ambientalista de 52 años de edad, quien representa la identidad cultural de Puente Pumarejo, dado que nació en Aracataca, Magdalena, y desde hace 24 años vive en el Atlántico, primero en Barranquilla y ahora en Soledad 2.000


“Este es el puente del progreso porque de él van a depender muchas familias que viven de la actividad fluvial y, además, es la recuperación del río Magdalena. Es una excelente obra, he venido a explorar su belleza, especialmente la naturaleza que lo rodea. Es algo que solo se ve en la historia de Barranquilla”, expresó el sr. Niebles.


Como ambientalista, espera que todos los ciudadanos cuiden el medio ambiente porque representa el bienestar para las nuevas generaciones. Recomendó no arrojar basura al río y a los arroyos porque, finalmente, es el ser humano el que resulta afectado en su salud.


Turismo, cultura y economía


Uno de los anuncios del presidente Iván Duque, que llenó de optimismo a los asistentes, es que su gobierno está estudiando detenidamente la propuesta de algunos empresarios para tumbar solamente la parte central del antiguo puente y convertirlo en un Centro Cultural y Gastronómico.


“Tendrá una hermosa vista del río Magdalena y confluirán la cultura y la gastronomía. Esto impulsará mucho más el turismo y se logrará mayor dinamización de la economía.

Foto: Prensa - Gobernación.


Características del Puente Pumarejo


El Puente Pumarejo, es una obra liderada por el Ministerio de Transporte, coordinada por Instituto Nacional de Vías y construido por la empresa Sacyr. Tiene una longitud total de 3.2 kilómetros, un ancho de 38.10 metros, un gálibo o altura para los buques, de 45 m., dos carriles que suman 6 calzadas de 3.65 m. cada una, Para su construcción se utilizaron 36.300 toneladas de acero de refuerzo y 153.212 metros cúbicos de concreto.


Los mástiles atirantados sobre el río tienen una altura de 134 m.; el puente tiene 13.970 m de pilotes y una separación de 38 m entre las pilas principales sobre el río Magdalena; cuenta, además, con 85 metros cuadrados de tablero.


Durante los 4 años que duró la ejecución del proyecto, se generaron 5.600 empleos. El 45 % de la mano de obra no calificada y el 35 % de mano de obra calificada, se contrató con personas del área de influencia de la obra.


La presencia de profesionales, técnicos y tecnólogos, vinculados a la ejecución del proyecto, fortaleció la economía con la compra y venta de bienes y servicios, alquiler de viviendas y crecimiento de las tiendas. Las comunidades directamente beneficiadas fueron las de La Chivita, El Ferri, Pasadena, el corregimiento de Palermo y el municipio de Sitionuevo en el Magdalena.


Además, la empresa Sacyr realizó reposición de la escuela La Canchera, en Palermo; se mejoró el entorno al colegio con la construcción de vía de acceso tanto a la escuela como a la cancha multipropósito. También en Palermo se construyó un parque lineal en una zona donde no había escenarios de recreación