Probeta 3.0 benefició a 11 empresas innovadoras del sector salud, energía y medio ambiente

Las empresas beneficiadas de Probeta 3.0 recibieron acompañamiento y asesoría durante 10 semanas, en temas como tecnología, marketing y modelo de negocio.



Por Eliana Avendaño S.


Este viernes el programa Probeta 3.0 mostró los resultados del trabajo realizado durante las últimas 10 semanas con las empresas seleccionadas en este proyecto, que además tuvieron el acompañamiento y la asesoría del Centro de Crecimiento MacondoLab de la Universidad Simón Bolívar.


Probeta es un programa de la Secretaría de Desarrollo Económico de la Alcaldía de Barranquilla, que busca generar un desarrollo tecnológico de alto impacto para la innovación en sectores estratégicos de la economía local y en esta edición, quedaron seleccionadas 11 empresas, de las 118 que se presentaron, en los sectores salud, energía y medio ambiente.


Este año, 34 investigadores y empresarios desarrollaron capacidades empresariales con los 11 prototipos tecnológico beneficiados por este programa, que pudieron aumentar su nivel de madurez.


Las empresas beneficiadas de este año son Higea Rehapp, Biosílico Genetics, Puldren Neonatal, La Propia Canasta, Fluxcover, Caeli, NutrySí, Ergomedical Design, Omnes, B-Triton y Autoavance.


Una de las iniciativas que ha generado más impacto es Omnes, un programa integral para la inclusión educativa para personas con discapacidades visuales y auditivas, desarrollado por estudiantes del Colegio Eucarístico La Merced, que nación como un proyecto de investigación en el salón de clases.


Omnes es un guante que funciona con tecnología táctil por medio de una herramienta tecnológica para la enseñanza pedagógica y la apropiación de un código de comunicación táctil.


Para Paola Amar, Vicerrectora de Investigación e Innovación de la Universidad Simón Bolívar, con este proyecto “se ha cumplido un objetivo de la política pública y es hacer tangible la innovación y el desarrollo económico, y Probeta es un instrumento para lograrlo”.


Amar agregó que “cerramos un balance de tres años, no solo de un proyecto, sino de todo un programa en el que la alcaldía Distrital le apostó a la innovación y al relacionamiento universidad-empresa-estado del que tanto se habla.


En el acto, Vanessa Piñeres, Jefe de la Oficina de Competitividad e Inversiones de la Alcaldía de Barranquilla, destacó el mejoramiento del desarrollo de la innovación durante los últimos años en la ciudad por medio de programas como este y el apoyo de la academia.


“Tenemos un programa consolidado y una política que define lineamientos para que las alcaldías que vengan las continúen. Esperamos que la innovación aumente en Barranquilla y que se reciba mayor inversión”, dijo Piñeres.


De igual forma, la funcionaria agradeció el aporte que generan las empresas de Probeta al crecimiento de la ciencia, la tecnología y la innovación.


En los 3 años de ejecución de Probeta se crearon más de 30 empresas de tecnología que vendieron alrededor de USD5 millones, se sofisticaron 33 prototipos, se llevan a cabo 4 procesos de patentes y se han recibido 2 premios internacionales.