Primer coletazo del COVID-19 en la economía, 16,2 millones de personas sin trabajo

El desempleo, en Colombia aumentó en un 1.8% respecto a marzo del pasado año.


La tormenta económica que se avecina por cuenta de COVID-19 dio su primer coletazo según el Dane, 290.000 personas se sumaron al desempleo en el tercer mes del 2020, con mayor afección en la mujeres, aumentando la brecha de género. Entre los gremios más afectados está el artístico, el entretenimiento y recreación; industrias manufactureras y comercio. Sin embargo, cómo lo expresó el director del Dane, Juan Daniel Oviedo, la cifra no refleja plenamente la afectación de la cuarentena, teniendo en cuenta que durante las dos primeras semanas de marzo aún estaba activa al 100% la economía.  Así mismo Oviedo, añadió que la población ocupada cayó en 1,5 millones de personas. Estas últimas son personas que un año atrás reportaban tener trabajo (estar ocupadas), pero lo perdieron. No obstante, en los cálculos del Dane estos no son clasificados como desocupados. Lo que deslumbra, una crisis económica que desde ya está generado estragos en el dia a día, durante la cuarentena, pues afecta a los dos lados de la moneda; los dueños de las grandes, medianas y pequeñas empresas así como quienes trabajan en ellas. Al no haber flujo de caja a causa de aislamiento preventivo, la empresas se han visto obligadas a cerrar y otras mutar al mundo virtual, reinventándose, pero aún así, los dueños de ven obligados a pagar nómina, velar por la seguridad social y el pago de arriendos, lo que significa una constante salida de dinero. Autoridades competentes aseguran que este es un proceso en el que, Colombia y países en general, saldrán progresivamente; si embargo mientras se implementan medidas para la reactivación de la economía, sectores como el de la construcción y manufacturero, volvieron al "ruedo" pero industrias como la textilera, fabrican, pero a ¿quién vende? Lo que significa un hilo suelo que motiva a repensar los procesos en favor a la humanidad, pero mientras se piensa, es hora de reinventarse como desempleado o empresario en aprietos.