Porteños a la expectativa del nuevo muelle de Puerto Colombia

En el municipio de Puerto Colombia se inició una remodelación de su plaza y su muelle, después de varios años de nostálgico olvido, la gobernación del Atlántico y el ministerio de cultura planean convertir al municipio en potencial turístico.



El lunes 18 de febrero se realizó la firma del plan de reconstrucción de los 200 metros del muelle de Puerto Colombia, el cual históricamente tiene un significado y una carga sentimental no solo para el Caribe sino para el país.


Este es uno de los proyectos junto la remodelación de la Plaza principal del municipio, logrando abarcar 3 manzanas entre el muelle, su plaza y al rededores donde además se realizará un centro comercial, donde las artesanos y restaurantes puedan ver sus productos.


Para esta obra se invirtió aproximadamente 14mil millones de pesos entre las diferentes entidades que lideran el proyecto. Según los mandatarios la reconstrucción se terminará el 17 meses, es decir en julio del 2019.


“Hoy un únicamente estamos poniendo la primera piedra del primer proyecto…Parecía imposible no solamente por los recursos sino también por los permisos, esto conlleva una serie de permisos porque como tienen que ver con un monumento histórico no es fácil que los permisos los del Ministerio de Cultura de una manera rápida” afirmó el gobernador del Atlántico, Eduardo Verano.

Los ciudadanos se encuentran a la expectativa de estos cambios y aunque se están de acuerdo en que se recupere el espacio, esperan que no se continúe demorando los trámites que tanto les han prometido.


“Los cambios son magníficos, pero entonces ¿ y nosotros? Yo soy cabeza de familia y no nos han dicho para donde nos van ubicar” Yanet Anayo, quien lleva más de 20 años vendiendo coctel de camarones junto al muelle.


El muelle constará de dos partes, la primera parte de 200 metros reconstruida con nuevos pilones e iluminación y la segunda parte después de estos 200 metros, denominada “plataforma” donde antiguamente llegaban a atracar los barcos, la cual será apreciada por los porteños y turistas como elemento histórico.


“Estamos buscando un muelle seguro pero atractivo para el turismo, por lo tanto vamos a empezar haciendo un cambio en los pilones, vamos a tener nuevos pilones vamos a hacer la demolición de los restos de estructura que tenemos actualmente, la construcción del muro de un construcción, el anclaje del muelle a la osta firme y el tema de la iluminación”
“Aproximadamente en dos meses vamos a empezar a ver resultados en costa firme parte de la construcción” comentó la Directora de Fontur, Raquel Garabito.

Por otro lado los porteños estarán realizando una veeduría a este proceso, para lo cual se creó un equipo de 10 profesionales; abogados, arquitectos y periodistas con el apoyo de la Contraloría General de la Nación, con el fin de hacer uso de la participación ciudadana en los procesos que el gobierno realiza.


"La estructura que se va a hacer, se haga acorde con el contemplado en el proyecto, en el plano original que utilizó Francisco Javier Cisnero y sirvió entrada de 50 años desde su inauguración en el 1983 hasta que fueron suspendidas las operaciones 1943” comenta Jaime Santiago coordinador de la veeduría.


Otra de las incógnitas que tienen los porteños es la reubicación y la participación de los comerciantes y familias dueñas de casetas y puestos ambulantes quienes han trabajado y vivido al lado del muelle por toda su vida.


Según el Alcalde Esteiner Mantilla , este proceso lo adelanta EDUBAR, el cual remunerará por medio de indemnización a los vendedores, sin embargo Jaime Santiago afirma que este monto no es suficiente para quienes han vivido toda una vida en ese espacio.


“Se le quiere pagar la cifra que no es la que realmente vale… aquí tenemos que incluir el valor sentimental porque no es lo mismo quitarle su propiedad a una persona que se vino a vivir ayer ahí a una persona que tiene 40 y hasta 50 años de residir ahí porque sus ancestros vivieron ahí” expresó Jaime Santiago para regioncaribe.org.

Por otra parte el Gobernador afirmó en su intervención que la idea es recobrar el corazón del municipio

“Muchos porteños creen que este es un muelle que le corrresponde que les pertenece porque durante muchos años lloraron al verlo abandonado. Todo este proceso de reconstrucción lo que más queremos es reconstruir el alma, el corazón, el cariño la manera de ser increíblemente generosa de los porteños”