¿Por qué los niños y niñas del municipio de Pinillos en Bolívar no tienen institución educativa?

El pasado sábado en horas de la noche el único colegio con el que contaban los niños, niñas y jóvenes del municipio de Pinillos se desplomó, dejando a decenas de estudiantes sin un lugar adecuado en el cual puedan recibir sus clases. Por el momento entre maestros y ciudadanos han levantado una “choza artesanal” para que los menores no sigan sin recibir sus clases; sin embargo, aseguran que esa solución no durará mucho tiempo y por ello piden intervención urgente de las autoridades.

Estas son las condiciones en las que los niños del municipio bolivarense están recibiendo sus clases. Foto: cortesía.

Ciudadanos del municipio de Pinillos ubicado en el departamento de Bolívar, han reportado a REGIÓN CARIBE ORG una problemática que, según ellos, los mantiene en vilo. Se trata del derrumbe de la única institución educativa que hay en el municipio para los cientos de niños que allí viven.

En conversaciones con este medio de comunicación, Kary González, líder campesina de Pinillos, explicó que la problemática sucedió en la noche del pasado sábado cuando, mientras todos dormían, se vino abajo la estructura que había sido construida por el Gobierno Nacional hace seis años.

“Ese colegio lo hizo el Gobierno y era de tambo, por lo que nos dijeron que solo duraría cuatro años; sin embargo, duró seis. Desde hace tiempo ya yo venía reportando la situación porque la infraestructura del colegio ya representaba un peligro para los niños que asistían y nunca fui escuchada. Gracias a Dios no había nadie en el colegio en el momento que se desplomó porque si no estuviésemos hablando de una tragedia”, dijo la líder campesina.

Asimismo, la mujer explicó que, pese a que ya reportó la problemática a las autoridades municipales, departamentales e incluso nacionales, nadie “ha prestado atención” a la situación.

“Si se hubiesen tomado las medidas adecuadas ahora los niños no estuviesen sin salón, la Alcaldía municipal solamente anda enviando estudios y así han pasado tres años y no han dado solución, es más la escuela se cayó y nadie de la Alcaldía ha venido a mirar. Son tres profesores los que se han tomado la tarea de recoger con algunas personas de la comunidad los pedazos de madera que están en mejor estado para, con eso, hacer una choza improvisada que está a dos metros de la orilla del río, para que los niños no pierdan más tiempo del año escolar, ya que por la pandemia esos niños están demasiado atrasados”, agregó.

Foto: cortesía.

Al parecer, son distintas las quejas que ya se han elevado y que, según los ciudadanos, no han servido de nada. Afirmaron que pese a que a algunos padres de familia les gustaría tener alternativas para mandar a sus hijos a otros colegios, esto no es posible debido a los gastos que esto implicaría.

“Ningún padre de familia está dispuesto que sus hijos vayan a perder otro año escolar, por eso pedimos la ayuda urgente del Gobierno Nacional y de las autoridades locales, que se hagan presente porque esto no es justo, están violando el derecho a la educación de estos niños que ya están vulnerables por la pobreza, ya que este es un corregimiento de pescadores y los papás no tienen recursos para decir que los van a trasladar a otros planteles educativos porque el costo de transporte también es muy caro, entonces ya está bueno, ya esta problemática tiene mucho tiempo”, puntualizó González.

Ante esta problemática, este medio intentó comunicarse con la Secretaría de Educación del departamento de Bolívar para conocer de qué forma darán solución a la situación que hay en el municipio; no obstante, no recibimos respuesta.

De igual forma, REGIÓN CARIBE ORG intentó comunicarse con la Gobernación de Bolívar, pero tampoco se obtuvo respuesta.

Por el momento la comunidad ha optado por darle clase a los niños en una choza improvisada, mientras siguen a la espera de que algún ente gubernamental tome cartas en el asunto.

Así quedó la estructura del que solía ser el plantel educativo de los menores. Foto: cortesía.