¿Por qué están protestando los habitantes del sur del Atlántico?

Desde la mañana de este lunes los ciudadanos de distintos municipios ribereños del departamento del Atlántico mantienen bloqueada la Vía Oriental. Piden celeridad en los trabajos de contención del Canal del Dique y del embalse del Guájaro, el cual ya llegó a su cota de desbordamiento.

Bloqueos a la altura de Campo de la Cruz. Foto: cortesía.

“Preocupados y en vilo” afirman sentirse los habitantes de distintos municipios del sur del Atlántico, debido a los “estragos” que, según ellos, está causando la actual temporada invernal.

Algunos ciudadanos explicaron a este medio de comunicación que “temen” que el Canal del Dique termine “superando su límite” e inunde completamente los terrenos que están aledaños a él; por ello, decidieron ubicarse desde la mañana de este lunes en uno de los puntos de la Vía Oriental que se encuentra a la altura del municipio de Campo de la Cruz. Allí, con palos y piedras bloquearon el sitio, por lo que no hay entrada ni salida para ningún automotor.

Jorge Rodríguez, uno de los líderes de esta manifestación, explicó que el objetivo principal de este cierre de vía es “llamar la atención” de las autoridades y que se les dé celeridad a los trabajos de contención y mitigación en el Canal del Dique.

El hombre explicó, entre otras cosas, que es necesario que se lleve hasta el municipio maquinaria amarilla y que comiencen inmediatamente los arreglos pertinentes en toda la zona que cubre tanto el Canal del Dique como el embalse del Guájaro.

“Esto es una manifestación pacifica porque necesitamos ser escuchados. Las medidas las toman cuando ya han pasado las desgracias. Los anteriores gobiernos nos han dado solo pañitos de agua tibia y no han venido acá a trabajar como debe ser. Esto en cualquier momento se desborda y seremos cientos de personas las que quedaremos seriamente afectadas”, precisó Rodríguez.

Por su parte, William Lastra, quien es presidente de las comunidades del sur del Atlántico, dijo que esta situación se ha venido reportando por parte de la ciudadanía “desde hace mucho tiempo”, y precisó, además, que han sido reiteradas las solicitudes que han elevado a las autoridades departamentales para que tomen cartas en el asunto.

“Ese es el motivo por el cual nos vimos obligados a cerrar esta vía, necesitamos soluciones. Aquí vivimos en zozobra porque no sabemos cuando el agua vaya a ceder y se nos venga encima. Según los alcaldes los niveles del río han ido descendiendo, pero el Ideam ya dijo que lo que queda del año será tiempo de lluvias, por lo que el río volverá a crecer y a ser una amenaza”, explicó el ciudadano.

Hasta el momento la protesta se ha realizado de forma pacifica y ha sido acompaña de personal enviado por la Policía Nacional, mediante la división de Carreteras del Atlántico.

Embalse del Guájaro en su punto máximo

Los habitantes del corregimiento de La Peña, a la altura del municipio de Sabanalarga, han reportado que permanecen “en alerta” al notar que en horas de la mañana de este lunes el Embalse del Guájaro llegó a su cota de desbordamiento.

Precisamente son 5.20 metros de nivel los que cubren completamente el embalse, por lo que, según los ciudadanos, todo el territorio está corriendo grave peligro.

“Estamos expuestos a que el agua se desborde y nos dañe todo, incluyendo las siembras que algunos moradores tenemos. Estamos haciendo un llamado a los organismos de atención y desastres para que hagan presencia aquí y nos ayuden a mitigar el riesgo que estamos corriendo. Ya el agua ha comenzado a salirse y poco a poco se está convirtiendo en algo intransitable”, explicó José Piña, habitante del corregimiento ribereño.

Asimismo, el hombre explicó que hasta el sitio han llegado algunos miembros del Cuerpo de Bomberos de Sabanalarga, para internar mermar un poco la problemática que se está generando ahora por el desbordamiento de aguas.

“Nuestra desconfianza más grande es que ahora que llueva sea imposible controlar la situación. Por eso estamos pidiéndole a las autoridades que vengan y nos ayuden. Estamos asustados y sin saber que hacer, no queremos perder todo lo que tenemos”, puntualizó.

Ante esta situación, Ayaris Rojano, quien es bióloga de la Corporación Regional Autónoma del Atlántico (CRA), manifestó que efectivamente el embalse del Guájaro si llegó a su punto máximo y precisó que desde la entidad se están emitiendo las alertas necesarias para que se tomen las medidas preventivas adecuadas para cada punto del país.