¿Por qué ciudadanos de Valledupar afirman que la ciudad ahora es un ‘basurero a cielo abierto'?

Según la ciudadanía, Valledupar contaba con más de 40 puntos en donde se acumulaban las basuras de toda la ciudad. Afirmaron que pese a que ya muchos de estos sitios se han ‘desarticulado’ todavía existen otros más y precisaron que la preocupación ante la falta de un sitio apto para el tratamiento de residuos sigue latente entre los valduparenses.

Son diversos los puntos de la ciudad que se han convertido en vertedero público. Foto: cortesía.

Distintos ciudadanos residentes en la capital del Cesar, han reportado a través de medios de comunicación y redes sociales una problemática que, según ellos, los mantiene ‘en vilo’. Se trata del tema que desde hace más de un año viene resonando entre las personas: las basuras.

Los denunciantes han afirmado que las calles de la ciudad poco a poco se han convertido en un deposito municipal de basuras, esto, según explicaron, por la falta de puntos que hay en la ciudad para el tratamiento de los residuos, pues hasta el momento Valledupar no cuenta con ningún sitio dispuesto para este fin.

“Esto es algo que no viene de hoy, viene de hace años y las autoridades se han hecho los de oídos sordos sin pensar en las consecuencias de sanidad y salud pública que esto podría generar”, dijo Marjorys Villanueva a REGIÓN CARIBE ORG.

Según la mujer, hace un año aproximadamente el Tribunal Administrativo del Cesar dio la orden a la Alcaldía Distrital de que se dispusiera de un punto fijo en la ciudad que sirva de deposito final de residuos; sin embargo, hasta el momento no se ha ejecutado ningún proyecto con ese fin.

“Acá se hizo una acción popular, se la presentamos a la Procuraduría General de la Nación y efectivamente la ganamos, ya que es evidente que esta situación es grave y podría poner en grave peligro la salud de todos los que convivimos día a día con las basuras, pero hasta ahora nadie ha hecho nada, ni la Alcaldía ni los demás entes gubernamentales que deberían velar por la salud de los ciudadanos”, agregó la mujer.

Es preciso recalcar que el tiempo estipulado para la construcción de este sitio era de 12 meses, los cuales ya se cumplieron; y hasta ahora no hay ni luces de este depósito.

Pese a que las autoridades “desarticularon” ya varios puntos de la ciudad que habían sido escogidos por los ciudadanos para arrojar allí todo tipo de desperdicio, esto no erradicó la problemática, pues de todas formas sigue haciendo falta un punto fijo en donde se puedan depositar las basuras.

Para intentar “mitigar” las acciones de los ciudadanos al arrojar basuras a puntos no autorizados, la autoridad ambiental de Valledupar ha comenzado a imponer comparendos a quien sea descubierto arrojando basuras indebidamente; no obstante, esto tampoco ha sido la solución.

¿Qué solución hay?

La única solución viable para esta situación es la construcción de una escombrera, solo así las basuras podrían tener siempre un punto fijo, alejado de la urbe, con manejo profesional y con las garantías de no ser un riesgo para la salud pública. Esta es una realidad que las autoridades ya conocen pero que, hasta el momento, por algún motivo no han podido tomar cartas en el asunto.

Neftali Méndez, líder ambiental de la Secretaría de Desarrollo Económico de Valledupar, afirmó que “desde el 2020” la entidad viene realizando trabajos articulados con la Secretaría de Planeación, con el fin de “encontrar” un sitio ideal para la construcción de este depósito. Según él, ya el trabajo que le competía a la Secretaría “está hecho”, y que, ahora solo falta encontrar a quien se encargue de todo el proceso operacional.

“Nosotros hemos hecho lo que nos compete como secretaría, ahora hay que pasar a lo tangible, que sería ya buscar a alguien que haga la parte operativa y es en lo que está la administración”, aseveró el funcionario.


Esta problemática ha derivado en otra, también importante. Se trata del gremio de ‘carremuleros’ quienes ante esta situación han afirmado sentirse “perseguidos” por la ciudadanía, que los “culpan” a ellos por ser los causantes del ‘basurero a cielo abierto’.

“Es difícil porque nosotros no somos los únicos que depositamos escombros o basuras, los carretilleros también lo hacen, los recicladores, incluso las mismas personas lo hacen, pero nosotros pagamos por todos”, dijo José Calderón, líder del gremio.

Hace algún tiempo el alcalde de Valledupar, José Castro, aseveró que el sitio quedaría listo antes de finalizar el 2021 (cosa que evidentemente no sucedió), y en su momento afirmó que “solo hacían falta ciertos permisos y licencias para poder ejecutar el proyecto”.

Ante esta situación Neftali Méndez manifestó que se está contemplando ejecutar el proyecto en el corregimiento de ‘Las Casitas’, toda vez que se realicen los estudios técnicos pertinentes que confirmen que efectivamente la escombrera si podrá ser realizada en ese lugar.

Los ciudadanos afectados envían un mensaje a las autoridades competentes para que tomen cartas en el asunto antes de que la situación "se salga de control".