¿Por qué aún no se ha adjudicado la APP del río Magdalena?

¿Qué sucederá si no se comienzan a ejecutar las obras de mitigación y contención del río?

Más de una década ha pasado desde que se habló por primera vez en las obras del río Magdalena. Foto: cortesía.

Las autoridades locales y la ciudadanía de los municipios ribereños afirman sentirse “angustiados y en vilo” debido a la demora que ha habido para que se adjudique, por fin, la APP del río Magdalena, obra que, según la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) y la Corporación Autónoma Regional del Río Grande de la Magdalena (Cormagdalena), estaba prevista para ser realizada en el año 2020; y que por diversos motivos ha sido aplazada una y otra vez.

En esta ocasión los afectados han afirmado que la preocupación es debido a que con la actual ola invernal los municipios que están a orillas del río han quedado a total merced de la fuerza de las aguas las cuales, en más de una ocasión ya ha hecho ‘estragos’ en distintos territorios, especialmente en Atlántico, Bolívar y Magdalena.

La adjudicación de este proyecto viene planeándose desde hace más de una década, pero no fue sino hasta el año 2019 cuando el expresidente Duque afirmó que esta adjudicación haría parte de los proyectos ‘emblema’ de su campaña presidencial, y fue allí cuando se comprometió a ejecutarlo; sin embargo, sorpresivamente esto nunca sucedió.

“Para el Gobierno anterior fue un chiste todo lo que tuvo que ver con estas obras, al final como no pudieron hacer las cosas a su modo prefirieron dejar el problema hasta allí y esto no afecta a nadie más que a nosotros que somos los que quedamos sin nada cuando nos inundamos y sin opciones ante la falta de compromiso de los dirigentes”, dijo Dayana Morales, habitante del municipio de Santa Lucía, al sur del Atlántico.

Pese a que el tiempo que habían estipulado las instituciones para llevar a cabo el proyecto ya había finalizado, las agencias afirmaron que en este presente año la adjudicación si se ejecutaría y precisaron además, que sería antes de que el Gobierno anterior entregara su mandato.

Por su parte, los distintos gremios marítimos también han mostrado su preocupación y su incertidumbre ante este proyecto. En meses anteriores el director ejecutivo de Asoportuaria afirmó que a las distintas instituciones relacionadas con estas obras “no se les ha brindado claridad acerca de cómo y cuándo se desarrollaría el proyecto ni si al final se iba a llevar a cabo o no”.

Ante el panorama incierto, la ANI tuvo que dar declaraciones del por qué no se ha adjudicado la obra, a lo que su respuesta fue que la causa principal es "porque ninguna empresa se muestra interesada en ejecutar el megaproyecto", por lo cual se declaró la adjudicación como desierta; sin embargo, en el mes de mayo la ministra de Transporte, Ángela María Orozco afirmó que había tres empresas interesadas en recibir la adjudicación del proyecto, por ello causó extrañeza que posteriormente se afirmara que no había ningún oferente.

Recordemos que estas obras fueron estructuradas por Cormagdalena y la ANI, pero bajo la supervisión y el liderazgo del Ministerio de Transporte y para su realización se estimó un presupuesto de 1,4 billones de pesos.

Es importante mencionar también, que este proyecto es necesario ya que por años esta importante conexión fluvial ha sufrido deterioro, entre otras cosas, por la cantidad de sedimentos que constantemente se desprenden y quedan navegando por las aguas del río, causando así diversas problemáticas, especialmente de navegabilidad y circulación de aguas, pues al taparse los distintos canales con los sedimentos se causan las filtraciones y posteriormente las inundaciones que afectan cada año a miles de familias.

Con la realización de estas obras se prevé que podrían beneficiarse más de seis millones de habitantes de 69 municipios en siete departamentos, los cuales son los que se ven directamente relacionados con el río Magdalena.

El proyecto como tal se basa en construir nuevas estructuras de encauzamiento del río para una zona de aproximadamente 100 kilómetros, los cuales irían desde Barrancabermeja hasta Sitio Nuevo en el departamento de Magdalena.