Por fin: APP del Canal del Dique se concretaría en los próximos 10 días

Según Guillermo Reyes, ministro de Transporte, la APP se podría adjudicar a más tardar este jueves. Algunos ciudadanos del sur del Atlántico se mostraron en desacuerdo con esta medida.

La etapa de construcción podría tardar alrededor de seis años. Foto: cortesía.

El oscuro panorama que se veía frente al proceso de licitación y adjudicación del proyecto APP del Canal del Dique ha quedado en el pasado, pues, luego de que se levantara la medida cautelar que establecía suspendido el proceso, ya se comienza a hablar de lo que será la puesta en marcha del megaproyecto.

Hasta el momento, los sectores que están relacionados directa o indirectamente con estas obras han afirmado que ven el proyecto “con buenos ojos”, ya que son varios los beneficios que esto traerá para la comunidad de toda la región, pero en especial para los territorios ribereños que constantemente sufren las consecuencias de no haber concretado este plan con anterioridad.

Según el Ministerio de Transporte, es posible que hoy se emita un auto para reabrir los términos del proyecto y que entre los días miércoles o jueves se tome una decisión.

"Esta semana tomaremos una decisión y posterior a esto, inmediatamente se le tiene que dar inicio a las obras de mitigación, pues eso es lo que más esperan las comunidades", precisó Guillermo Reyes, ministro de Transporte.

El ministro indicó además que es necesario tener en cuenta a todos los actores fundamentales que rodean este proyecto, en especial “a las comunidades adyacentes”. Aseveró que actualmente se adelantan consultas previas en los territorios aledaños para que de esta forma se pueda garantizar el debido proceso. “Se deben respetar los usos y costumbres de las diferentes etnias de los departamentos de Bolívar, Atlántico y Sucre”.

Por su parte Hector Carbonell, director ejecutivo de la Cámara Colombia de Infraestructura (CCI), afirmó que una vez se continue con todo el tema del proceso licitatorio, lo que viene es convocar una audiencia de adjudicación mediante la Agencia Nacional de Contratación Pública (Secop), esto, explicó, con el objetivo de que posteriormente se le de paso a la firma del contrato, el cual, según él, se adjudicaría en un plazo de aproximadamente 10 días.

De igual forma, Carbonell manifestó que en el término de “más o menos” 35 días, se realizaría la firma del acta de inicio que le da luz verde a la concesión encargada del proyecto para que comience la etapa de pre-construcción. Agregó que es necesario que todo este proceso previo se lleve a cabo antes de que acabe el año actual, ya que, explicó, “la etapa de pre-construcción demora una evaluación de un mes”.

El funcionario finalizó asegurando que cuando la etapa de construcción finalice (que sería en aproximadamente unos seis años) “las inundaciones en los distintos territorios pasarán por fin a la historia”.

“Para nuestro equipo este es un proyecto sumamente importante para el desarrollo socioeconómico, las etapas para este proyecto quedaron superadas. Todos debemos apoyarlo para sacarlo adelante”, aseveró.

Mientras tanto, Danilo Cabarcas, mandatario del municipio de Suan, expresó que la adjudicación de estas obras “traen un poco de esperanza” para los territorios aledaños al Canal. “Ojalá que se licite lo más pronto posible y que se lleven a cabo las intervenciones que sean necesarias para mitigar las inundaciones”.

No obstante, es importante recalcar que algunos otros municipios del sur del Atlántico no están de acuerdo con la forma “en la que se están realizando las cosas”. Tal es el caso de Repelón, sitio donde sus ciudadanos se han expresado para afirmar que no apoyan la decisión de adjudicar “tan rápidamente” este proyecto.

Según Antuaneth Ospino, líder de este territorio, el proceso “debió haberse realizado” tras “llegar a un acuerdo con la comunidad”. Según él, los moradores de Repelón estaban “tomándose un tiempo” para pensar respecto a la situación y tomar una buena decisión.

“Todo en el proceso tiene que realizarse un mejor estudio para que nosotros como territorio no nos quedáramos sin nada”, puntualizó.

Sin lugar a dudas este proceso ha tenido sus altas y bajas. Por el momento solo resta esperar a que se resuelva la situación y por fin sea posible llevar a cabo el megraproyecto.