‘Ponte la máscara’ llega a sus 30 años de comercio artesanal

Cincuenta artesanos de Galapa, Barranquilla, Puerto Colombia y Baranoa ofrecen sus productos carnavaleros en el parque Suri Salcedo.


Por: Aldira Chamorro Ojeda


La feria ‘Ponte la máscara’ llega a su tercera década comercializando los productos de carnaval que elaboran artesanos del Atlántico, tradición que inició en 1.990 con el apoyo de Artesanías de Colombia, entidad que coordinó su ubicación en los jardines del teatro Amira de la Rosa.


La representante legal de ‘Ponte la máscara’, Obdulia Palma, recuerda con agradecimiento cómo, a los tres años de estar ofreciendo la creatividad, el colorido y la tradición del Carnaval de Barranquilla a través de los trabajos artesanales, el señor Acer Vega, fundador de Artesanías de Colombia, les dijo que los dejaría solos para ver si eran capaces de mantener ese proyecto de emprendimiento.


“Gracias a Dios sí fuimos capaces de hacer sostenible esta feria. Estuvimos por 18 años en el Amira de la Rosa, salimos de allí por inseguridad en el sector, luego pasamos al estadio Romelio Martínez, con la remodelación nos ubicamos en la plazoleta del Joe Arroyo, donde duramos muy poco”, dijo Obdulia Palma.


Agregó que el año pasado, Control Urbano les permitió utilizar nuevamente el espacio del Amira de la Rosa, sin embargo, los resultados comerciales no fueron los mejores porque el público se concentra en la calle 72.


Es así como en el 2020, cuando cumplen 30 años de existencia, recibieron permiso para ubicarse en el parque Suri Salcedo, detrás del estadio de baloncesto Elías Chegwin.


“En este sitio nos hemos sentido bastante bien, es nuevo para la feria y hay que irlo cultivando para que todo el mundo sepa que aquí funciona ‘Ponte la máscara’, la única feria que pertenece al Plan Especial de Salvaguarda”, afirmó la representante legal de esta feria.



Hasta el 29 de febrero, cincuenta artesanos de Galapa, Puerto Colombia, Baranoa y los barrios La Paz y La Pradera de Barranquilla, estarán ofreciendo en este sitio una amplia y variada oferta de productos de Carnaval.


Lo que más buscan


En su experiencia de 30 años atendiendo los gustos de propios y visitantes en términos de comercialización de productos que identifican al Carnaval de Barranquilla, Obdulia Palma no duda al afirmar que la ‘marimonda’ es el ícono de estas festividades.


“Es una de las mayores tradiciones del Carnaval, es el atuendo y la máscara que más solicitan las personas. No sé si es por los brincos que da pero es lo que más buscan”, precisó.