Policía Metropolitana de Barranquilla recibió donación de 150.000 tapabocas

Con la entrega de los elementos de bioseguridad se protegerá a 4.500 uniformados que día a día prestan sus servicios a la ciudadanía.

En Barranquilla aunque el panorama de la emergencia sanitaria a causa de la pandemia de la COVID-19 ha ido mostrando mejoría, por las disminuciones importantes en número de casos confirmados y de fallecidos por el virus, el Distrito no baja la guardia en sus acciones de promover la prevención y el autocuidado en la ciudadanía.


Por lo anterior, la Alcaldía Distrital, a través de la Oficina para la Seguridad y Convivencia Ciudadana, realizó la entrega de elementos de bioseguridad como tapabocas y productos para el lavado frecuente de manos, desinfección y trajes de protección a la Policía Metropolitana de Barranquilla, quienes diariamente se exponen prestando sus servicios a la comunidad garantizando el cumplimiento de todas las medidas decretadas.


"Estos elementos de protección son para que el servicio policial se siga desarrollando con todos los protocolos de bioseguridad y protegiendo su salud y la de sus familias", manifestó el jefe de la Oficina para la Seguridad y Convivencia Ciudadana, Nelson Patrón.

Además, el funcionario precisó que que los insumos que se entregaron a la Policía Metropolitana fueron: 150.000 tapabocas, 5.000 litros de jabón líquido, 5.000 litros de gel antibacterial, 5.000 litros de alcohol, trajes de bioseguridad y termómetros digitales.


Al respecto también se pronunció el comandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla, brigadier general Ricardo Alarcón Campos, quien anotó: "hemos recibido un importante número de elementos de bioseguridad que van a cubrir a 4500 hombres que hacen parte de la Policía Metropolitana. Con esto tendremos mayor seguridad, pero sobre todo mayor confianza en la ciudadanía en el momento en que sean requeridos por nuestros policías".


Desde el Distrito se siguen promoviendo las acciones de autocuidado en esta nueva fase que ha iniciado de reactivación económica segura y responsable, para que de este modo la ciudad continúe superando el impacto de la pandemia y se puedan seguir flexibilizando las medidas.