“Podemos caer en una situación de dolarizar no oficialmente la economía colombiana": J. Daccaret

El empresario y economista barranquillero, Joseph Daccaret, en conversación con RegiónCaribe.org habló sobre los movimientos en el mercado colombiano que podría generar el crecimiento reciente del dólar.

Foto: cortesía Colprensa

La reciente escalada que ha tenido el dólar en el mercado mundial podría desarrollar un fenómeno que obligaría a inversionistas a no importar productos de suelo norteamericano a territorio colombiano debido a que el incremento haría insostenible vender estos elementos con un precio más elevado, así lo explicó en diálogo con RegionCaribe.org el empresario y economista Josep Daccaret.


“Hay un fenómeno global que está llevando el dólar a que suba sin que esté claro un techo, la razón básica es porque se teme que el mundo va directamente a una recesión. Esto está obligando a que todos los dineros que hay en los mercados emergentes salgan a buscar refugio en monedas duras. Colombia no es ajeno a esta situación y eso es lo que no está llevando a este aumento, que hace muchos años no se vivía de un dólar subiendo prácticamente subiendo todos los días entre $50 y $100”, explicó el catedrático.


Otro factor que afectaría la economía del país es la llegada al gobierno colombiano de un presidente de la extrema izquierda, razón por la que algunos inversionistas estarían pensando en sacar sus productos del mercado local ante la incertidumbre que genera el próximo periodo presidencial en cabeza de Gustavo Petro.


“La llegada de la izquierda al país genera algunas incertidumbres y la gente también tiene algún temor de lo que pueda suceder hacia adelante y eso está impulsando también que haya algunos inversionistas y ciudadanos comprando dólares para tomar posición en defensa de sus patrimonios en monedas duras como el dólar americano, agregó Daccaret.


Por último, el empresario del sector agroindustrial manifestó que el panorama actual del dólar podría obligar que productos nacionales sean exportados con mayor frecuencia a países como Panamá, Ecuador y Venezuela, tiendo en cuenta que sus economías son dolarizadas, lo que generaría un impacto financiero en el mercado de la canasta colombiana.


“Podemos caer en una situación de dolarizar no oficialmente la economía colombiana por cuanto los productores van a preferir exportar sus productos a mercados donde les pagan en dolores a mejores precios que venderlos en los mercados locales y esto podría afectar también la canasta de los hogares colombianos”, sentenció.