Partido de Superliga Junior-América se jugará a puerta cerrada en Barranquilla

La Policía Metropolitana de Barranquilla pondrá a disposición 250 uniformados que estarán vigilantes para evitar aglomeraciones en las afueras del estadio Romelio Martínez.

El regreso del fútbol profesional colombiano, tendrá lugar en el estadio Romelio Martínez, con el primer juego de la final de la Superliga entre Junior de Barranquilla y América de Cali, este martes 8 de septiembre a las 7:30 p.m., en un partido a puerta cerrada.


Tras varios meses de suspensión de este deporte por la pandemia de la COVID-19, el tradicional escenario de la calle 72 está listo para recibir a los jugadores, luego de realizarse en las últimas semanas trabajos de poda y fertilización de la grama.


Ante este encuentro, desde la Alcaldía de Barranquilla fueron dispuestas una serie de medidas para garantizar el cumplimiento estricto del protocolo de bioseguridad y evitar la propagación del virus.


El secretario de Gobierno, Clemente Fajardo Chams, indicó que "para este partido entre Junior y América se implementarán todos los protocolos de bioseguridad, tal como rige en la resolución 1507 del Gobierno Nacional, para salvaguardar la vida de los jugadores y personal habilitado para ingresar al estadio. De igual manera, ejerceremos control en el escenario deportivo con el fin de velar y garantizar el orden público dentro y fuera del estadio. Insistimos que los partidos se desarrollarán a puerta cerrada, por lo que no se permitirán aglomeraciones alrededor del Romelio Martínez".


Para ejercer control en los alrededores del estadio, las autoridades pondrán a disposición 2 vehículos de la Patrulla COVID, que estarán inspeccionando que no se formen aglomeraciones de público.


Además, se contará con el apoyo de 20 orientadores de la Secretaría de Tránsito y Seguridad Vial, 10 voluntarios de la Cruz Roja, 20 logísticos del Club Junior, mientras que 8 funcionarios tendrán a su cargo la administración del estadio.


La Policía Metropolitana de Barranquilla, también dispondrá de 250 uniformados que incluyen todas las especialidades, como Esmad, carabineros, tránsito, vigilancia, infancia y adolescencia. También habrá una persona de la Oficina de Gestión del Riesgo, 2 brigadistas contra incendio y 2 ambulancias.


Dentro del operativo quedó establecido el cierre de la calle 72 entre las carreras 44 y 46, así como el cierre de un carril de la carrera 44, desde la calle 74 hasta el ingreso del parqueadero del estadio Romelio Martínez.


Todas estas medidas fueron tomadas en reunión de la Comisión Local para la Seguridad, Comodidad y Convivencia en el Fútbol Profesional, convocada por la Secretaría Distrital de Gobierno, a la que asistieron la Secretaría de Recreación y Deportes, Secretaría de Salud, Oficina de Seguridad y Convivencia, Oficina de Gestión de Riesgo, Club Junior y la Policía Metropolitana de Barranquilla.