top of page

Papa Francisco designó a nuevo Arzobispo de Barranquilla



Monseñor Pablo Salas Anteliz. Cortesía de la Conferencia Episcopal de Colombia.

El Papa Francisco nombró como nuevo Arzobispo de la Arenosa, a monseñor Pablo Emilio Salas Anteliz, quien actualmente se está al frente de la Arquidiócesis de Armenia.

Monseñor Pablo Salas de 60 años, es oriundo de la capital del César y fue en su tierra natal donde inició como sacerdote en la Diócesis de Valledupar. 

El nombramiento se da, luego de ser aceptada la renuncia de Monseñor Jairo Jaramillo, quien ya alcanzó la edad correspondiente en la labor como arzobispo. De acuerdo con el Directorio para el Ministerio Pastoral de los Obispos, una vez alcanzada la edad de 75 años, se les invita a renunciar ante el Romano Pontífice.


Durante la entrega de declaraciones a los medios de comunicación, Monseñor Jaramillo destacó el trabajo de la Iglesia Católica barranquillera, asegurando "Barranquilla tiene una iglesia muy linda, de primer orden. Es una señora jurisdicción eclesiástica".

Jaramillo aseguró que compartirá con su homólogo Pablo Salas, cada una de las cosas que se venían adelantando, entre esas la Universidad Católica del Caribe, una proyecto gestado por él y por el cual se han realizado inversiones. 

"Eso está bastante adelantado y se espera que inicialmente las clases pudieran iniciar en el 2018, en un edificio de la arquidiócesis de Barranquilla, pero con el nuevo nombramiento hay que mirar qué pasará" explicó Jaramillo.

Al preguntársele por su labor de ahora en adelante, señaló que seguirá trabajando en favor de la juventud y los más necesitados, así como lo ha venido haciendo.

Monseñor confirmó la posesión oficial del nuevo Arzobispo, se realizará el próximo 9 de diciembre en la catedral María Reina de la ciudad. 

Durante las declaraciones también estuvo presente el Obispo auxiliar, Monseñor Víctor Tamayo, quien cumplió hace cinco años la mayoría de edad requeridas, sin embargo así como monseñor Jaramillo, hasta hoy fue aceptada oficialmente su renuncia por parte del Papa Francisco.

Tamayo, quien a diferencia de monseñor Jairo lleva viviendo 60 años en Barranquilla, se mostró emotivo y expresó su agradecimiento a Barranquilla por las gestiones que se han logrado.


Entradas Recientes

Ver todo

Commentaires


bottom of page