Ochabe: diseño artesanal que preserva tradiciones ancestrales

Actualizado: hace 13 horas

Este emprendimiento fue reconocido como uno de los mejores proyectos de economía naranja a nivel nacional, a través del Fondo Emprender Sena.

Con un tono lleno de amor y orgullo habla Ana María Márquez de su emprendimiento llamado 'Ochabe', una empresa que nace en búsqueda de rescatar aquellas tradiciones ancestrales que guarda el seno de su familia; artesanos del municipio de Usiacurí - Atlántico, que a través de los años se han dedicado a crear obras de arte tejiendo en palma de iraca.


En diálogo con #RegiónCaribe esta joven emprendedora, ingeniera civil de profesión, nos cuenta cómo el deseo de conservar esta tradición familiar la impulsó a poner en marcha esta idea de negocio.

"Mi abuela y mi bisabuela vendieron siempre estos productos y la tradición se había perdido un poco porque mis tíos dejaron de ejercerla, por eso decidí retomarla inspirándome en ellas, incluso el nombre de la marca es en honor a los de ellas: mi bisabuela Isabel Gonzáles le decían "Machabe" y a mi abuela Digna Rosa Márquez, le decían "Ocha", fusioné esos dos nombres y así nace 'Ochabe'".

Además, Ana Márquez, asegura que la idea de este proyecto que también es apoyar a comunidades del departamento que se dedican a esta actividad, la llevó a redireccionar sus sueños y llenarse de confianza para apostar por él.

"Desde el primer día que creé la marca, supe que la principal razón debía ser el preservar la tradición de esta cultura artesanal y también apoyar a las comunidades de artesanos, porque siento que es mi deber hacerlo, porque ellos trabajan por preservar la historia ancestral de Colombia y Latinoamérica", asegura.

Si bien el camino de emprender no es fácil, Ana desde el 2017, año en que inició con esta idea, no se ha dado por vencida a pesar de comentarios poco alentadores y de las bajas ventas que tuvieron durante el primer año de funcionamiento. La convicción propia y el apoyo de su familia ha sido fundamental para seguir adelante en este proceso.

"Mis padres desde el primer día me apoyaron completamente con la idea de rescatar las tradiciones familiares y de ahora hacerlo a nivel de comunidades. Mi padre sobre todo, porque gracias a él es que tengo esta oportunidad de pertenecer a una familia que nació en Usiacurí y tiene raíces en la etnia Mokaná. Él me ha transmitido todo eso con mucho cariño y es valioso para mi. Mi hermana, es comunicadora social y también me ha apoyado a gestionar muchas cosas para el negocio y a formular proyectos que nos han hecho llegar a otras plataformas".

En 'Ochabe' están enfocados en diseñar moda artesanal sostenible, fusionando tendencias de moda contemporánea con el arte de la tejeduría ancestral en fibras naturales de las comunidades indígenas, brindándoles la oportunidad de tener un trabajo digno.


Ofrecen diferentes diseños en productos de decoración para el hogar y accesorios como bolsos, sombreros, collares, entre otros. Todas sus colecciones, están inspiradas en las vivencias de estas comunidades y buscan transmitir esa esencia a sus clientes.



Recientemente fueron reconocidos como uno de los mejores proyectos de economía naranja a nivel nacional, a través del Fondo Emprender Sena. En la convocatoria participaron 204 iniciativas de emprendimiento, de las cuales escogieron 42 y en el Atlántico fueron seleccionadas 3, entre los cuales estuvo 'Ochabe'.

"Esto ha sido una razón gigante para seguir creyendo en nuestro proyecto y gracias al premio que recibimos por parte del Gobierno, que fueron 146 salarios mínimos, logramos consolidarnos como una empresa legal, ganar posicionamiento en el mercado, mejorar las condiciones económicas para nuestro equipo de trabajo y tener nuestro primer punto físico ".

Ana María Márquez tiene grandes expectativas con 'Ochabe' para el próximo año, espera poder participar en ferias internacionales especialmente en Europa, para ganar mayor posicionamiento y nuevos clientes que valoren estas tradiciones que respaldan con sus productos.


Además, planean lograr alianzas estratégicas con alrededor de 25 diseñadores de moda sostenible a nivel internacional, para el diseño de nuevas colecciones. Hasta la fecha han realizado colaboración con diferentes marcas, una de ellas fue con una diseñadora de Suiza, con quien hicieron un trabajo colaborativo para crear una colección de 80 bolsos, que fueron exportados a dicho país para la temporada verano 2018.