Nuevas restricciones en el canal de acceso por alta sedimentación

Actualizado: 29 de sep de 2018


Imagen de referencia de embarcaciones en el río Magdalena. Secretaría Desarrollo Económico de Barranquilla

Una vez más las condiciones verificadas en los monitoreos de la Autoridad Marítima, Dimar, no favorecen al puerto de Barranquilla. En esta ocasión, debido a las lluvias que se han presentado en el interior del país, el sedimento se ha concentrado todavía más en la zona del canal de acceso al puerto.

La restricción es que solamente buques entre 170 y 200 metros de eslora con calado de 8.4 tienen permitido el ingreso o de lo contrario, podrían quedar atrapados.

El panorama es preocupante debido a las condiciones climáticas en el interior del país. El sedimento tiene un bajo de 300 metros de longitud y 65 metros de ancho, lo que le ha permitido ocupar 1,5 metros de profundidad en el canal de acceso al río Magdalena.