Novios que viajan por Latinoamérica en un Renault llegan al Caribe colombiano



Mariana y Pablo son "dos que van" por Latinoamérica cumpliendo su sueño de conocer culturas y paisajes propios de Latinoamérica. "Vamos de Argentina a México" es el letrero con el que han recorrido Argentina, Bolivia, Paraguay, Ecuador y Colombia. Esta vez pasan por el Caribe colombiano.

La venezolana Mariana Vargas y el argentino Pablo Romero emprendieron su viaje hace un año y dos meses, desde Argentina, con "Apuyén", el vehículo con el que han recorrido las carreteras y paisajes de ciudades y pueblos buscando aventuras y conociendo culturas diferentes.

En su paso en Colombia han conocido los pueblos del eje cafetero, Medellín, Pasto y pueblos cercanos. "Esto nace de un gran espíritu de libertad que tenemos nosotros, de aventura, de siempre enfrentarnos a lo desconocido y desenvolvernos allí, en ese ambiente, y encontrarnos con gente distinta también" expresa Mariana.

La pareja de novios son mochileros netos, salieron con poco dinero y financian sus gastos vendiendo copias de un libro de cuentos que Pablo escribió llamado "Parte del Viento", y de la gente que al ver el letrero se anima a aportar a este sueño "En la parte de atrás del auto dice Nos ayudas con un galón, y bueno, eso fue una recomendación que nos hicieron otros viajeros, que aquí en Colombia eso funcionaba, que la solidaridad de la gente es tal que te ayudan con un galón de gasolina y ha sido efectivo" comenta Pablo, quien antes de la entrevista recibió ayuda de unos barranquilleros "De hecho, hace un rato cuando estábamos viniendo para acá un hombre nos colaboró en un semáforo de ventana a ventana y nos dijo -tomen chicos, tomen su galón de gasolina-".Suelen alojarse en casas de familias que han visto su historia en redes sociales o a las que les ha llegado del tradicional "boca en boca".

En su paso por estas tierras, Pablo se bañó por primera vez en el mar Caribe gracias a la invitación de una familia "En Cartagena íbamos a hacer campamento a la casa de una señora que nos había invitado y nos había dicho -solo tengo el parque, yo les presto y ustedes arman la carpa- y en mitad de camino se nos cruza una familia y nos dice -Los vimos en el Facebook de una amiga y tenemos una cabaña en Coveñas, por favor vengan- y así fue que fuimos a la casa de desconocidos y pasamos unos días hermosos, mucha gente va replicando" cuenta Pablo con emoción y una sonrisa en la cara.


Hasta el momento han pasado por Cartagena, Santa Marta y Barranquilla y esperan conocer los hermosos paisajes del Caribe llegando hasta La Guajira, pero es la gente que conocen en el camino lo que realmente los anima a seguir en su viaje; "La solidaridad de la gente, el intercambio cultural, aprender del otro” comenta Mariana, "Descubrir que hay mas gente buena que mala y créeme que hay un montón de gente que necesita dar" agrega Pablo.

No tienen límite de tiempo ni ruta, aunque desean estar para los 15 años de la sobrina de Pablo en diciembre de este año. Por el momento son "dos que van", nombre que tienen en sus redes sociales y es el significado de "Epuyén", nombre que los indígenas Mapuche de Argentina han puesto a un lago porque que alimenta de dos ríos.

Afirman que para ser un viajero de tipo mochilero se necesita mucha fe y mucha inconsciencia, para no hacerte preguntas, "Arrancamos con nada y no sabíamos a qué ciudad íbamos a ir, pero nos entregamos a nuestra fe, creemos que hay una magia que acompaña a los soñadores que se atreven, creemos mucho en dios; la clave no fue hacernos preguntas: ¿Qué pasaría si nos quedamos sin dinero o ¿Qué pasaría si se rompe el carro?, nosotros solo salimos".

#Ebuyen #Mochileros #viajeros #Renault4 #CatedraldeBarranquilla #Barranquilla