"Nos premiaban con viajes y armas por asesinar a civiles": exsoldado del Batallón La Popa

Doce exmilitares que integraron el Batallón La Popa, reconocieron su responsabilidad ante la Jurisdicción Especial para la Paz por cometer actos de falsos positivos. Este martes continuará la segunda jornada de la Audiencia de Reconocimiento ante familiares de las víctimas.

Foto: exsoldado Yeris Gómez, cortesía JEP


Durante la primera jornada de la Audiencia de Reconocimiento por falsos positivos que se realizó en la ciudad de Valledupar, donde participaron soldados y víctimas del conflicto armado, el ex militar Juan Carlos Soto Sepúlveda, entregó detalles de uno de los crímenes que cometió cuando cumplía sus servicios en el Batallón La Popa.


En total fueron 12 militares que integraron el Batallón La Popa los que fueron llamados a reconocer su responsabilidad ante la justicia, las víctimas y todo el país por los falsos positivos que cometieron en la Costa Caribe, sus relatos fueron tan fuertes, que una madre de las víctimas tuvo que abandonar el recinto tras conocer cómo fue asesinado su hijo.


“Cuando asesiné a la víctima, se me fue una ráfaga y a ese muchacho – con el dolor de la familia aquí- lo dejé sin cabeza, lo asesiné y quedó irreconocible. Yo no sé cómo lo montaron en el carro, cuando montaron su cuerpo, se le cayó media cara en el suelo, se le caen los sesos y se lo llevaron (…) el coronel Mejía (Hernán) nos felicitó por esa muerte y nos dio un mes de permiso”, indicó el militar Juan Carlos Soto Sepúlveda, quien acabó con la vida de Ever Montero.


Por otro lado, el exsoldado Yeris Andrés Gómez, indicó que el Batallón La Popa se convirtió en una empresa criminal, donde a los militares les entregaban jugosas cantidades de dinero y eran premiados con viajes nuevos armamentos por presentar falsos positivos.


“Daban viajes para Cartagena, San Andrés, daban pistolas como premios, fiestas y también daban reuniones con trabajadoras sexuales. Aquí lo que tienen que ver es un crimen de estado porque hasta el presidente de la República, en ese entonces Ávaro Uribe Vélez, pedía resultados”, agregó Gómez durante su participación en la Audiencia de reconocimiento.


Además, indicó que por el primer asesinato que cometió contra un civil, mientras prestaba su servicio como militar, recibió un pago de cien mil pesos y a su tropa le reconocieron arroz chino como recompensa.


Los soldados admitieron sus errores y pidieron perdón a los familiares de las víctimas. Este martes se llevará a cabo la segunda jornada de la Audiencia de Reconocimiento por falsos positivos en la ciudad de Valledupar.