MinSalud solicita mejorar vacunación masiva en mujeres embarazadas

El Ministerio informó que hasta la semana 40 del 2021 van 401 muertes maternas, de las cuales 134 muertes son confirmadas por Covid-19.

Según cifras entregadas por el Instituto Nacional de Salud (INS), la infección por SARS-CoV-2 se ha convertido en la primera causa de mortalidad materna en Colombia, dejando hasta la fecha un total de 188 madres que han perdido la vida desde que inició la pandemia del Covid-19 en el país, lo cual genera una alerta por la baja tasa de mujeres gestantes que no han sido vacunadas hasta el momento.


El Ministerio de Salud indica que alrededor de 497.000 madres gestantes estarían por encima de las 12 semanas de embarazo y podrían recibir el biológico. Sin embargo, la tasa de vacunación en esta población sigue siendo una de las más bajas dentro de los grupos de riesgo.


"Iniciamos el proceso de vacunación con toda la evidencia y, hasta el momento, solo 137.645 madres se han vacunado con primeras dosis y 73.868 han recibido segunda dosis. Esta es una cifra que debemos, con el compromiso de todos, aumentar", afirmó Gerson Bermont, director de Promoción y Prevención del Ministerio de Salud y Protección Social.

Por lo anterior, el funcionario hace un llamado contudente a las EPS para revisar lo que está sucediendo con este grupo poblacional prioritario para vacunación y así mejorar el acompañamiento a las afiliadas que se encuentran en estado de embarazo. Además, Bermont, recordó que se están vacunado a todas las gestantes que están en el territorio nacional sin excepción alguna e independiente de su condición migratoria.


"Tenemos la disponibilidad suficiente, la disposición de vacunarlas y por eso esperamos que las cifras suban significativamente en los próximos días", dijo.

El funcionario finalmente hace un llamado también a las madres que faltan por vacunarse a acudir a los puntos habilitados para acceder al biológico, teniendo en cuenta que de acuerdo con la OMS las gestantes contagiadas con Covid-19 tendrían mayor riesgo de parto prematuro y la enfermedad aumentaría la posibilidad de que los recién nacidos requieran cuidados intensivos neonatales.