Mercado Cultural del Caribe realiza marcha musical

Con una marcha musical el Mercado Cultural del Caribe manifestó el apoyo a la situación que atraviesa el país.


Artistas del Caribe y del Pacífico se manifestaron a través de los sonidos de los diversos tambores ancestrales y cantaron letras de protesta y armonía. los tambores de la etnias wayúu y afro fueron tocados en nombre de paz que se pide en Colombia, como también representantes de estas etnias expresaron su posición sobre el tema del país.


Rechazamos la violencia y el uso desproporcionado de la fuerza contra quienes nos manifestamos, exigiendo la garantía de nuestros derechos.Derechos fundamentales a la vida digna y a la paz, rechazamos proyectos de reforma legislativa, construidos de espaldas a la sociedad que hagan mas precarias de vida a las personas mas vulnerables.

Comentó el director del Festival, Rafael Ramos Caballero.


Por otro lado la mujer wayúu, Mayra Jayariyu comunicó en wayuunaiki y en español, que el su pueblo busca la armonía, el respeto de la vida. Por lo que expresarse a través de la Kasha (tambor wayúu ) instrumento sagrado que simboliza unidad o el inicio de algo o de un sueño que debe ser cumplido y la flauta wayúu se expresó un mensaje de paz.

Inicio de esta actividad bastante importante lo hacemos al son de la kasha porque con nuestra alma y espíritu de nuestros ancestros queremos que haya ese respeto a la vida y queremos que haya es armonía en los territorios, también los instrumentos musicales propios del pueblo wayúu siempre llevan una simbología propia y un significado propio.

El indígena kankuamo, Juvenal José Mindiola mandó un mensaje desde corazón del mundo, para que el gobierno entienda que la manifestación social es un derecho constitucional como también solicitar que las manifestaciones sean pacificas.


Desde nuestra música tradicional, la gaita desde la Sierra Nevada el corazón del mundo, la madre naturaleza y nuestros ancestros, permitan que se lleguen a unos buenos acuerdos y que muy pronto se reestablezca el orden de nuestro pueblo. Hoy en día el pueblo necesita que nuestro gobierno sea equitativo y que desde los congresos, los ministerios se pueda pensar por el bienestar de cada uno de los colombianos para que la economía se reestablezca y la eduación y la salud llegue a todo el pueblo colombiano y para que también se respete el derecho de la madre tierra"

Más de 10 artistas y agrupaciones, se presentaron y expresaron su opinión durante este evento. Una de las canciones conlas que se abrió este evento fue "Amarillo" de Systema Solar, letra que habla de las injusticias que se vive en Colombia desde hace años.


Pueblo contra pueblo raza contra raza

Los que se tiran de la misma casa son

La gente corre pa todos laos

Ni cuenta se han dao que el hambre vino

Mira en el camino

Ya no queda el son

Y en la finca solo se ha sembrao el resentimiento

Y aquellos que prometieron

Los que vinieron buscando el voto se quedó en puro cuento

Allá en la tierra del indio

Ya cayó otro y muchos se han venío

De monte adentro dejando campos,

Cultivos gracias al vivo

Y también al violento

Busca en la mina que ya no hay ná

Y en el barrio terror y ruina

Busca que busca hayyyy

Sigue buscando que no se sabe si esto termina

Que no se sabe hasta cuando



El Mercado Cultural del Caribe es una plataforma de la industria musical en Colombia, llevado a cabo por la ONG colombiana, Cabildo que tiene como objetivo contribuir al reconocimiento, respeto y difusión de la diversidad cultural de la nación colombiana. Realizamos acciones para la investigación, formación y fomento de las diferentes manifestaciones artísticas y culturales.


El evento realizó una petición en la plataforma digital CHANGE.ORG por medio de la cual se le exige al Gobierno nacional unos puntos, entre esos mantener abierto un dialogo intersectorial que fortalezca la democracia, abriendo escenarios que recojan la diversidad de inconformidades y demandas de los sectores que han participado en la movilización.


Petición: https://www.change.org/p/presidente-ivan-duque-manifiesto-del-mercado-cultural?utm_content=cl_sharecopy_28803692_es-419%3A0&recruiter=1202208541&utm_source=share_petition&utm_medium=copylink&utm_campaign=share_petition



EXIGENCIAS


1. AL GOBIERNO NACIONAL una respuesta contundente en materia de ejecución de políticas públicas, producto de un dialogo nacional, que resuelva la crisis desatada por decisiones económicas equivocadas, que han exacerbado las consecuencias de la pandemia: hambre; miseria; desempleo; asesinato y persecución a líderes sociales; violencia contra la población civil; precarización de la salud, la educación y la vida cultural; con especial efecto perverso en los pueblos afrodescendientes e indígenas.

2. AL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA como supremo comandante de la fuerza pública, para que ordene el cese de toda violencia contra la población civil que ejerce su derecho a la protesta. Esta petición incluye especialmente el desarme de los agentes del Estado durante las manifestaciones ciudadanas, así como la protección de la vida de las y los jóvenes que están en la calle.

3. A LOS ÓRGANOS DEL MINISTERIO PÚBLICO, para que, como entes de control, acompañen la garantía del derecho fundamental a la protesta, e investiguen y sancionen a quienes, ejerciendo la función pública, incumplan sus funciones constitucionales y legales.

4. A LOS ÓRGANOS DE INVESTIGACIÓN para que, sin generalizaciones ni estigmatizaciones contra sectores de la ciudadanía, identifiquen a los responsables materiales e intelectuales de los hechos vandálicos que no representan a la ciudadanía que protesta pacíficamente.

5. A TODOS LOS ÓRGANOS DEL ESTADO COMPETENTES, y especialmente al ejecutivo, para que continúen la implementación del Acuerdo Final de Paz. Si hoy los distintos puntos del Acuerdo (tierras y apoyos productivos para quien los necesitan, sustitución de cultivos, desmantelamiento de grupos criminales, entre otros), estuviesen cumpliéndose a cabalidad, el pueblo colombiano tendría mejores condiciones y herramientas para soportar la crisis sobrevenida con la pandemia.