Más de 300 colegios, hospitales y edificios públicos funcionarán con energía solar en Barranquilla

Actualizado: 26 may 2021

El uso de energías limpias en las 3.000 aulas escolares de las que dispone el Distrito permitirá que se dejen de emitir1.294 toneladas de CO2 en la ciudad.

Con un ambicioso proyecto que tiene prevista la transformación del consumo de energía de más de 300 establecimientos y oficinas públicas, aprovechando el potencial que representa las 6 o 7 horas al día de brillo solar, Barranquilla ratifica su compromiso en convertirse en ciudad pionera en la transformación y producción de energía limpia.


"El Distrito se moverá con energía limpia. Hacia allá va el mundo, y Barranquilla tenía que dar ese gran paso que generará condiciones para que nuestra oficinas y establecimientos se autoabastezcan con energía solar", señaló el alcalde Jaime Pumarejo.

El propósito inicial es instalar en las cubiertas de edificios públicos, de los CAMINO, de los PASO, colegios, escenarios deportivos, mercados y centros de atención inmediata para la seguridad ciudadana, unos 70.000 paneles solares que transformarán la energía proveniente del sol en electricidad.


Con este importante proyecto de energía verde, se logrará evidenciar ahorros en la facturación, 500 empleos y la reducción de 23.000 toneladas de gases de efecto invernadero.


"Las energías amigables no son una opción sino una obligación y una responsabilidad con las futuras generaciones, a las que dejaremos una ciudad que crece velando por sus ecosistemas”, señaló Pumarejo.

Se espera que esta iniciativa que contempla el uso de energías limpias en Centros de vida, hogares de paso, CAI, alcaldías locales, bibliotecas, estaciones de bomberos, asilos, el Caimán del Río, entre otros edificios, sea una puerta por la que ingresen empresas nacionales e internacionales interesadas en invertir y permanecer en una ciudad amigable con el medio ambiente.


Finalmente, teniendo en cuenta que en Barranquilla soplan vientos a una velocidad promedio entre 10 y 13 metros por segundos, una segunda fase del proyecto contempla la generación de energía eólica. Todas estas acciones están enmarcadas dentro del propósito del Gobierno distrital de convertir a Barranquilla en la primera biodiverciudad de Colombia.