top of page

Más allá de un himno, Marcial Meza Martínez

El artista que por excelencia se convirtió hace tres décadas en un verdadero ídolo del municipio de Malambo por componer las estrofas del himno.


El maestro Marcial Meza Martínez, exponente del folclor costeño, se levanta cada día poco antes de las cinco de la mañana, prepara un café para iniciar su jornada y luego toma su antigua acordeón para sacar las melodías que le dan la bienvenida a un nuevo amanecer.


Las teclas de su instrumento musical producen un sonido que llenan de alegría cada esquina de su humilde vivienda, ubicada en el municipio de Malambo y a su vez, se convierten en el despertador de aquellos vecinos que aún descansan en sus cómodas almohadas.


Este artista por excelencia se convirtió hace tres décadas en un verdadero ídolo del municipio de Malambo por componer las estrofas del himno que hoy engalana a esta nutrida población en el Atlántico.

Porque somos descendientes

De la patria del cacique Malam

Cazador, agricultor, inteligente,

Alfarero que siempre recordarán


Dice la primera estrofa del himno compuesto por el maestro Marcial Meza en 1993. El artista no pensó que su nombre quedaría inmortalizado en la historia de Malambo, pero cuando se enteró que en el municipio abrieron un concurso que buscaba a un artista que escribiera las letras del himno que identificará a los malamberos, el maestro se animó a participar y terminaría ganando.

“Una señora que era mi suegra me dijo que en la emisora habían anunciado el concurso, pero yo le dije que no tenía talento para eso y cuando ya faltaban casi 24 horas para el cierre de inscripciones; me arrodillé frente a un cabello y en ese momento escucha ese eco maravilloso de los angeles celestiales. Salí corriendo y prendí un foquito de abanico Sanyo. No tenía ni una hoja donde escribir, pero arranqué dos hojas de marañón y a un tronco Viejo de mataratón que estaba seco, le partí el tronco y le quite la grapa y de puntico en puntico armé la Segunda estrofa del himno”, cuenta el maestro la historia que hay tras una de sus obras más importantes.

Meza Martínez también es un virtuoso elaborador de flautas, un instrumento autóctono del folclor caribeño y que es elementos musicales más representativos del Carnaval de Barranquilla.

Detrás del sonido de una flauta hay un trabajo de mucha dedicatoria y es que para poder conseguir que este instrumento tenga la sonoridad perfecta, la madera con la que se construye debe ser bien seleccionada y es que hasta el clima en el que se corten los tacos juega un papel importante para que este artefacto suene a la medida de los oidos más estrictos.

“La flauta se debe hacer en la mañana (bien temprano), pero lo más fundamental es que se debe estudiar la marea porque si la luna está nueva, ese material se daña, a eso le cae un polvillo, que ni el matagusanos le sirve porque ya tiene un efecto prejudicial en cuanto la marea. Si uno corta un arbol, como la luna esté nueva, ese material se daña enseguida”, explica el folclorista.

El maestro Marcial Meza está próximo a cumplir sus 67 años de vida en el mes de agosto y detrás de este campesino trabajador se esconde un poeta, músico folclórico, decimero y autor de muchas canciones que hacen parte de la identidad del Caribe.

Comentários


bottom of page