"Los niveles siguen altos, nos preocupa que se acerca la próxima temporada de lluvias": Pedro Jurado

El director de Cormagdalena entregó detalles de las labores de dragado que se vienen realizando en el sur del Atlántico.

Foto: cortesía Secretaría del Interior del Atlántico


La Procuradora Regional del Atlántico, Margarita de la Hoz; la subsecretaria de atención y prevención de desastres de la Gobernación, Candelaria Hernández y autoridades del departamento del Atlántico, sostuvieron una reunión con Pedro Pablo Jurado, director de Cormagdalena, donde analizaron y conocieron los avances de las labores de dragado que se adelantan en el municipio de Santa Lucía.


Es esta reunión se argumentó desde Cormagdalena la importancia de las labores de dragado que iniciaron el fin de semana pasado y que ayudan a garantizar un canal navegable alejado de la orilla del municipio, reduciendo el oleaje que podría generar erosión en esta zona.


“Cormgadalena ha hecho una exposición de lo que nosotros sentimos es un nivel de riesgo importante respecto de todas las poblaciones en el Dique, la gran realidad es que el comportamiento del río se evidencia con las medidas con las medidas que hoy se han presentado, los niveles siguen altos, nos preocupa que se avecina la próxima temporada de lluvias y el gran llamado es para revisar los planes de mitigación del riesgo”, expresó Pedro Pablo Jurado, director de Cormagdalena.


A su vez, Jurado señaló que se debe garantizar el monitoreo en Santa Lucía, teniendo en cuenta la segunda temporada de lluvias, la cuál se espere que llegue durante los meses de septiembre y octubre.


“En este momento el comportamiento es estable, las obras que se han en el área de Santa Lucía permiten mejorar las condiciones de navegabilidad, pero en este momento tenemos que pensar desde ahora qué va a pasar al final del año cuando aumenten las lluvias, seguir el monitoreo, hacer un llamado extensivo en el que participen la CRA, alcaldes, a través de la Gobernación y de la mano de la Procuraduría”, agregó Jurado.


Por otro lado, en medio de esta reunión se expuso que las labores de dragado se adelantan con la draga Mahury con una remoción estimada de 20 mil metros cúbicos de sedimento.


“Hasta este momento se han extraído aproximadamente 20 mil metros cúbicos de material, que han sustraídos del canal y han sido depositados en el río, se hizo lo solicitado por la comunidad en Santa Lucía. Se va a estudiar la posibilidad de dragar o revisar las batimetrías del municipio de Repelón con la finalidad de que en el futuro se puedan hacer esos dragados”, indicó Candelaria Hernández, subsecretaria de atención y prevención de desastres del Atlántico.


Las labores de dragado en la zona continuarán esta semana y posteriormente se realizarán estudios batimétricos nuevamente para verificar su impacto en el canal navegable de la zona.


“El resultado ha sido muy productivo, nos acercamos a Cormagdalena para revisar el avance en las obras de dragado que se vienen realizando en el Canal del Dique. Nos ha permitido establecer que uno de los beneficios que se ha podido obtener en el Canal es que con el dragado que se está haciendo, la navegabilidad va a ser más amplia”, expresó Margarita de la Hoz, procuradora del Atlántico.