Los Cuadros Vivos de Galeras Sucre, una tradición Caribe

Actualizado: 10 de ene de 2019

Galeras, Sucre vivió 4 días de la versión número 31 del Festival Folclórico de la Algarroba, un evento conocido por ser el “Teatro a cielo abierto más grande de Colombia”.


Fotografías: Nicho Cultural


35 familias hacen parte de una cultura sucreña, donde lo creativo se une con la tradición. Los cuadros vivos, la competencia de música folclórica y por supuesto la muestra gastronómica de los alimentos a base de algarroba, construyen este festival.


Todo comienza con una alborada desde la madrugada del 4 de enero, en la que los lugareños recorren las calles de su pueblo, posteriormente las actividades folclóricas y los concursos inician; la mejor canción inédita, el mejor cuadro vivo, competencia de gaitas y comparsas.


Además de los eventos populares, se han ido fusionando con conversatorios y presentaciones de obras literarias, este año la cantante cordobesa Adriana Lucía visitó el municipio sucreño.


Maria Daniela, nacida en Galeras y coordinadora de la fan page de Facebook "Nicho Cultural, conocida por registrar las diferentes versiones, afirma que la fruta de la razón de este festival es muy particular.

“La algarroba es el fruto insignia de nuestro municipio y siempre es maravilloso y espectacular ver todo lo que se puede sacar de ese fruto, que además tiene un olor peculiar entonces no es una fruta normal” comenta María Daniela, comunicadora.



La tradición de los cuadros vivos nace por motivo de la popular "llegada de los Reyes Magos" celebración introducida por los colonizadores españoles.

“Nuestro antepasados empezaron a querer representar la llegada de los reyes magos en unas escenografías o estatuas, en las terrazas de sus casas y vestían las calles con los productos del campo” afirma María Daniela Romero.

Fue así que las calles se empezaron a vestir de cultivos como, matas de plátanos sembradas a cada tantos metros de la calle , convirtiéndose en lo que hoy se llaman cuadros vivos de categoría tradicional, con los que se recrea practicas cotidianas como moler ají, la forma en las que se mudaban de casa, cómo se lavaba o técnicas de cocina tradicionales.


Por otra parte se encuentra los cuadros experimentales, que es otra categoría en la que se usan elementos de la escenografía teatral en sí, como telones, luces artificiales y musicalización, al contrario de los tradicionales que son iluminados con mechas.



Fotografías: Camilo Hernández

Camilo Hernández, nativo de Galeras expresa que es un evento levantado por la gente del pueblo

“Aunque sus inicios fueron por los misioneros españoles queriendo introducir la religión católica, los nativos siguieron la idea pero para exponer sus propias tradiciones e incluso probar su creatividad o protestar”.

Este festival se ha convertido en una vitrina en tercera dimensión de nuestro pasado como ser Caribe, recordando las prácticas artesanales que nuestros ancestros realizaban en su cotidianidad y que hoy tanto se anhela debido a la influencia global que ha llegado a los pueblos.