top of page

Los caminos conducen a 'Santoto'

La Guacherna es la apertura oficial de las fiestas carnestolendas.

Las personas embarcándose en el bus de Santo Tomás , en la calle 30 con carrera 8


Foto: María Angélica Borrero


En la mañana de hoy, sábado 11 de enero, se vuelve centro de concentración la Batalla de Flores de Santo Tomás, más conocida cómo 'Santoto' que finaliza, con un gran concierto y pone a bailar a todos los carnavaleros que asisten.


Están los que se preparan, arman su mejor pinta carnavalera, los zapatos más viejitos, espuma, talco, unas gafas y coronan con un buen sombrero o gorra.


Por su parte, otros se alistan, escogen una pinta buena, no tan nueva, pero que sirva para el ajetreo del trabajo en las calles en epoca de carnaval.


Se alistan las comparsas, las comitivas del carnaval, los cantantes y demás, que harán resonar los tambores en el Atlántico, especialmente en el municipio de Santo Tomás, que en su propia Batalla de Flores, conserva la tradición y autenticidad del Carnaval de Barranquilla.


Es por esto, que todos los carnavaleros y comerciantes, después de la noche de Guacherna, se alistan y continúan con la agenda de cultura y tradiciones.


Está el que lleva un carrito de supermercado agua, jugos, gaseosas, mecatos, entre otros productos. También, están los que llevan una caba, hielo, y unas pacas de bebidas, así como el de los mecatos, desde muy temprano se van embarcando en los buses intermunicipales, en el que los cobradores gritan con entusiamo 'SANTOTO'.


"Ahora me voy con estás pacas de cerveza, gaseosa y agua, cuando se me termine allá, depende del movimiento vuelvo a comprar e invertir, pero hay que irse desde temprano para ir cogiendo puestos, y saber cuál será mi Zona", comentó Adelaida Guzmán, vendedora de bebidas.


"Esta época hay que aprovecharla, aunque estoy cansado de la Guacherna de anoche, tengo compromisos en mi casa, si hay trabajo salgo a buscarlo, por eso estoy aquí con mi cabita esperando el bus de Santo Tomás", expresó Javier Rodríguez.


Algunos a comercializar, otros a bailar, a cantar, a disfrutar, a trabajar, pero todos los caminos de estás personas que se programan y embarcan temprano en los buses conducen a Santo Tomás.


bottom of page