"Lo más probable es que nos toque tomar medidas severas el fin de semana que viene": Pumarejo

En Barranquilla se mantiene el toque de queda y la ley seca desde las 6:00 p.m. a las 5:00 a.m.

La administración Distrital informó este lunes, que se encuentran estudiando el comportamiento de los casos de contagios por Covid-19 y la ocupación de camas UCI en Barranquilla, para determinar la implementación de nuevas medidas para los próximos días. Según explicó el alcalde Jaime Pumarejo, no se prevén por ahora decisiones más flexibles hasta no notar un cambio considerable en el estado de la pandemia en la ciudad.


"Tendrían que darse demasiadas buenas noticias de aquí al miércoles o jueves para poder decir que podríamos seguir, por ejemplo, con el toque de queda nocturno. Lo más probable es que nos toque tomar medidas severas también el fin de semana que viene, pero las estamos estudiando".

Así lo manifestó el mandatario, asegurando que las medidas seguirán implementándose de manera conjunta con la gobernadora Elsa Noguera, para conseguir el efecto de disminución de casos de contagio de manera homogénea.


Hasta el momento están vigentes el pico y cédula para circulación teniendo en cuenta el último dígito de la cédula; se mantiene el toque de queda y la ley seca desde las 6:00 p.m. a las 5:00 a.m. Además, se dio inicio a brigadas con perifoneo que recorren 60 barrios compartiendo mensajes de prevención de contagios.


Actualmente, se encuentra en estudio la evolución de este tercer pico, que ha sido muy distinta a los primeros dos. La cantidad de contagios ha aumentado de manera rápida, sin embargo de acuerdo a información entregada por el Distrito, en la capital del Atlántico en los picos anteriores se registró una letalidad de 5 o 6%, muy por encima del 1 o 1.5% de la actual.


"Esto es algo que está en estudio por parte del Instituto Nacional de Salud para ver por qué hubo una velocidad tan alta en una ciudad que ya tenía una afectación que superaba el 70%, no debería estar pasando por esto. Algo cambió en el virus y hay que entender qué fue. Ese cambio no significa mayor letalidad. Al revés, está muriendo menos gente", aseguró el alcalde Pumarejo.

En el día de hoy se entregarán 16 ventiladores, para alcanzar la cifra de 860 camas de unidades de cuidados intensivos en las próximas horas y de este modo continuar ampliando la capacidad hospitalaria de la ciudad.