Las voces del voto Caribe: Edgar Rey Sinning y su percepción del liderazgo

Sociólogo, docente, investigador y exgerente de Telecaribe, Edgar Rey Sinning promovió activamente el voto Caribe.

Edgar Rey Sinning,sociólogo, docente, investigador y exgerente de Telecaribe,


Por: Aldira Chamorro Ojeda


El libro Mompox y Loba, de Orlando Fals Borda, dio inicio en la década de los 70 a los debates sobre el ordenamiento territorial de la región Caribe, discusiones que se extendieron en el territorio mediante foros y diálogos a los que se sumaban, cada vez, más pensadores, y líderes de diversos sectores como el académico, social y político. Grandes soñadores de la gesta autonómica de la zona norte colombiana.


Así lo explicó a RegiónCaribe.org el sociólogo, docente, investigador y exgerente de Telecaribe Edgar Rey Sinning, quien participó de manera activa en la promoción y desarrollo del voto Caribe que movilizó a 2.5 millones de sufragantes el 14 de marzo de 2010, hoy hace 10 años.


Desde su querida Santa Marta nos atendió y respondió las preguntas de RegiónCaribe.org


¿Qué significó el voto Caribe en su momento?


ERS: Ese voto Caribe fue muy importante porque los costeños estábamos esperanzados de que, luego de toda la pedagogía realizada, pudiéramos lograr que el Congreso estableciera un Estado organizado a partir de las regiones. Fue el sueño y pensamos que la formula era el voto Caribe, que se impulsó desde el 2009 cuando se comenzamos a hablar del 10 de octubre como el Día dela Región Caribe.


Pensé que iba hacer decisivo, se sacaron 2.5 millones y hubo, por supuesto, la controversia con el centro del país y con las instituciones del Estado de si era legal o no, si ese resultado era de cumplimiento o si era simplemente una mamadera de gallo que la Registraduría o el centralismo en Bogotá había permitido como un contentillo para que los costeños expresáramos lo que queríamos. A mi juicio fue importante porque fue el pensar de 2.5 millones de costeños de que era necesario el voto Caribe, la Región Caribe fue clave en ese momento.


Diez años después, ¿Qué logros se han obtenido con el voto Caribe?


ERS: Diez años después me parece que no se ha caminado nada, que algunas cosas pequeñas que se han logrado son intrascendentes porque no se ha podido constituir una región como tal y se han sacado leyes que yo diría son ofensivas porque solamente han permitido demostrarle al país que el Congreso de la República o los presidentes no tienen el interés de que la Nación se organice por regiones.


En ese sentido, creo que no hemos avanzado nada. Las discusiones se quedan en un momento de contentillo. En medio de esas discusiones a mí se me ocurrió plantear en algunas de las elecciones después del 2010, cuando no se le prestó atención a la consulta del voto Caribe, que se pudiera incluir una papeleta así como la séptima papeleta para la constitución del 91.


La idea era preguntar al país si quería ser un país de regiones, si el desarrollo por regiones y el desarrollo de los artículos de la constitución que tocan el tema, era posible o no para saber de conjunto si lo que se quiere a nivel regional es simplemente una embelequería costeña o una decisión del país, entonces el Congreso y el presidente de turno se verían en la obligación de cumplir con el mandato constitucional de que el país en general quiere de que se organice por regiones y no solamente los costeños.


A mí me parecía que era una alternativa porque de lo contrario vamos a seguir en el mismo juego y, de hecho, hoy 10 años después, el cumplimiento o lo que haya pasado con el voto caribe no ha dejado de ser de esas tantas elecciones como el de las medidas anticorrupción que se le juega sucio a la ciudadanía.


¿En qué se ha equivocado la dirigencia regional en estos 10 años?


ERS: Yo pongo en duda de que en la región existan liderazgos, son unos liderazgos totalmente mediocres, unos liderazgos demasiado débiles, sin fortaleza ideológica ni política, son liderazgos maleables porque son liderazgos que pareciera que se contentaran con una u otra dádiva que da el centro. Por eso, lo que ha pasado en la región con todos los proyectos es que son logrados con mucho sacrificio y, además, con demora en el tiempo. Es un liderazgo débil, no es constante.


Yo recuerdo que hace unos años se quiso hablar de la república independiente del Caribe, cuando eso no ha sido cierto, y a los congresistas que plantearon la autonomía, el gobierno de turno les dio dos consulados y un ministerio, hasta ahí llego el liderazgo. Lo mismo pasa hoy en los departamentos de la costa donde se cree que debe haber una mayor proyección frente a la autonomía regional, uno encuentra a gobernadores y alcaldes que están preocupados por resolver los problemas de su departamento y no tienen tiempo para ese otro liderazgo que requiere el momento como es la lucha por la autonomía regional.


He visto que algunos gobernantes que han reemplazado a otros, no tienen en cuenta ese discurso de la región, no les interesa, de tal manera que los esfuerzos se van perdiendo, no hay una constancia y los congresistas nuestros son unas personas con poca capacidad de liderazgo, ya no hacen debates fuertes y atrevidos. Hoy, los congresistas que tenemos los ve uno aspirando a los cargos burocráticos como presidente del Senado y de la Cámara.


¿Cuáles son los retos de la región? ¿Qué falta?


ERS: Hace falta mucho. Lo primero que falta es liderazgo. Necesitamos un liderazgo que esté por encima de los periodos de los gobernadores, que esté por encima de los periodos de los senadores y representantes a la cámara, necesitamos un liderazgo tripartita, que sea no solamente de los políticos sino de los gremios, de la clase élite económica, que también esté interesada en que exista una autonomía regional. ¿Cuál es el papel hoy de los gremios, de los grandes élites industriales y comerciales de la costa? ¿Cuál es su responsabilidad frente a este tema?, ¿Están o no están interesados?


De igual forma, la participación ciudadana es clave. En el pasado cuando el maestro Orlando Fals Borda, quien comenzó con estas discusiones alrededor del ordenamiento territorial en la década de los 70 cuando escribió ´Mompox y Loba, se comenzaron a realizar los foros en las subregiones. Se hicieron en Mompox en el 87; El Banco en el 88; San Marco en el 89; Magangué, en el 90.


En el sur de Bolívar se comenzaron a hacer otras actividades para socializar el tema del ordenamiento territorial y todas estas cosas de abajo hacia arriba se dejaron de hacer. Hoy, lo que se está haciendo es de arriba hacia abajo, es decir, no hay un compromiso real de la dirigencia, de la ciudadanía y de los gremios frente al tema de la región. Entonces creo que nos hace falta mucho por hacer, ninguno de los gremios, ninguno de los partidos políticos tradicionales y nuevos tiene hoy la capacidad ni el interés de convocar a un gran foro para discutir el tema, no hay esa capacidad porque todos los esfuerzos se han perdido.


Yo recuerdo en el año 93 o 94, el expresidente Cesar Gaviria en la clausura del Foro Caribe, señaló cómo iba a hacer lo que se venía para la región y todo quedó en eso, en el discurso de clausura porque no pasó absolutamente nada.


*Foto: cortesía.