Las lideresas del Atlántico que luchan por los derechos humanos

En la conmemoración del día Internacional de la mujer, destacamos a dos mujeres que hacen parte del Movimiento Amplio de Mujeres del Atlántico. Ellas nos comentan su opinión sobre la situación de machismo en Barranquilla y el departamento.



Varias son las problemáticas que acentúan la situación de violencia y falta de empoderamiento de las mujeres en el Atlántico, desde lo social, gubernamental, económico, familiar, lo cual entrega un panorama de mucho por ayudar, apoyar y hacer por tener una mejor sociedad.


Estas mujeres tomaron la decisión de dedicarse a luchar por los derechos de otras, como también por las familias y comunidades, labor que en Colombia a veces es condenada. Sin embargo ellas son soñadoras pero sobretodo apasionadas por no permitir que las injusticias de la sociedad y del sistema gubernamental ralentice el empoderamiento fememino y social.


De acuerdo al Dossier de la Confluencia Nacional de femicidios y feminicidios en el Atlántico 2019-2020 encontramos que:


  • En el año 2019 se registraron en periódicos de circulación local y regional 16 feminicidios.

  • En el 2020 se registraron hasta la primera quincena de noviembre, 34 asesinatos de mujeres de los cuales 12 corresponden a feminicidios.

  • A nivel nacional, las cifras que más fueron referenciadas, fueron las de la Red Feminista Antimilitarista, donde se conocieron cifras alarmantes; 630 femincidios en el 2020.

  • Entretanto, según la Fundación Feminicidios Colombia, durante las dos primeras semanas del 2021 al menos 18 mujeres fueron asesinadas en el país.



Aura Pareja


Desde los 18 años Aura ha estado interesada por los derechos de la mujer y humanos en general, siendo parte del movimiento estudiantil, legado que le dejó su padre en ella y su hermana Ruth, ya que fue militante del partido Liberal.





Para ella una de las problemáticas que fortalecen el machismo en el Atlántico son los patrones heredados en la familia


“Hay errores que sin querer nuestro núcleo familiar van impregnando esos antivalores que permiten afianzar el machismo. Yo diría que otro factor es todo el contexto cultural, ahí también hace una incidencia que ha hecho posible eso y el otro elemento puede ser la exclusión que no permite una participación equitativa, el hombre tiene tan arriesgado sus patrones culturales que impide que pueda darse una participación”


Una de las soluciones que propone Aura en compañía del movimiento es la renta básica a las mujeres que dependen económicamente y socialmente de su agresor.


“Hoy quiero exaltar ese trabajo heroico de las mujeres populares, las lideresas invisibilizadas, el papel que han hecho como cabeza de hogar porque muchas son las que han sostenido esa carga economic solas”



Dubys Castillo

Con más de 30 años en el desarrollo comunitario y social en el Atlántico, actualmente se dedica al acompañamiento en temas de salud mental, consejería familiar y de rutas de atención en casos de violencia intrafamiliar.



Su pasión nace en su niñez cuando veía las situaciones de pobreza en su pueblo, además de la situación familiar con la que creció, en la cual su madre se vio afectada económicamente debido a una injusticia personal y legal con su padre.


La situación con sus dos padres la ha motivado a ayudar a otras personas en su vida personal, familiar y comunitaria, ya que para ella las situaciones de violencia se ve afectada todo un colectivo y una comunidad, víctima de la injusticia social que se vive en este país, por lo que el trabajo debe ser integral.

“El contexto del patriarcado aquí en el Caribe colombiano y el machismo, pienso que amerita merece estudios e investigaciones muy serias, por eso aquí no hemos podido erradicar la violencia además le hemos dejado toda la responsabilidad al Estado”

Para Dubys el tema de la violencia de género es complejo ya que varios son los países que presentan los mismos problemas en materia de políticas públicas y además la institucionalidad tienen muchas falencias en temas de rutas de atención y gestión de rcursos