La voz, de quienes no pueden pedir alimentos: los animales en condición de calle

12 fundaciones se unieron para llevar alimentos a los animales de la ciudad de Barranquilla.

Por: Ángela Pertuz Por estos días todos viven momentos inéditos en su existencia. El estar en confinamiento obligatorio marca una pauta para el día a día, pues ya no se disfruta de lugares comunes, que frecuentemente son también habitados por animales de calle. Los perros y gatos que viven en los parques, a las afueras de restaurantes y en la calle misma, hoy también sufren de la pandemia, y no precisamente por el contagio del COVID -19, si no porque ya no hay quien los alimente. Pero, una luz de esperanza surge en medio de la adversidad de la crisis, para los animales, pues un movimiento de 12 personas repartidos por sectores en toda Barranquilla, llevan amor transformado en alimentos; iniciativa a la que pertenece, Francisco Salcedo, animalista que ha extendido este oficio hace más de 28 años. “Trabajo con gente que me apoya con alimento. Normalmente recorro tres rutas diarias y en total, tengo a apadrinado 50 perros, claro, en eso he dado en adopción y rescato”,expresa Francisco. El verdadero reto está en la cuarentena, pues como asegura, son muchos los animales en la ciudad de Barranquilla que han quedado desamparados “Esta es una etapa dura porque muchos están acostumbrados a vivir y a sobrevivir con lo que le dan en negocios de alimentos, ahora con su cierre quedaron al aire y no tienen una voz para pedir”. Por ello, se han unido líderes de varias fundaciones para extender las rutas de alimentación y llegar hasta los animales desamparados de la ciudad “Extenderé mi ruta fija, en el sector de la vía 40, Villa Campestre, el Corredor Universitario, así como también se cubrirá toda el área periférica de la ciudad”añade Salcedo. Pero necesitan de su ayuda con la donación de alimentos "Esta es una época difícil en la que tenemos que poner la mejor disposición de ayuda, porque, así como se hace recolección de alimentos para las personas más necesitadas, también lo debemos hacer para los animales en condición de calle” Por tal razón, este es un llamado a la solidaridad y empatía con los animales, poniéndose la mano en el corazón y donando alimentos a las fundaciones involucradas.