La Región Caribe tiene gran potencial para ser generadora de energías renovables no convencionales

La costa representa el 25% de la demanda de fuentes de energía no convencionales, por lo tanto se espera gran participación de propuestas de esta región en la subasta del Ministerio de Minas y Energía.


Por Eliana Avendaño S.



En el hotel Dann Carlton de Barranquilla, el Ministerio de Minas y Energía realizó un taller con empresarios de la Región Caribe, en el que socializaron las reglas que se deben tener en cuenta para participar en la segunda subasta de energía renovable que se realiza en el país.


Las totalidad de los lineamientos para los postulantes deben estar listas el 30 de julio para iniciar la subasta el 1 de agosto. Por parte del Ministerio de Minas y Energía las reglas están establecidas mediante resoluciones vigentes. Quedan pendientes el pliego de peticiones que emitirá la Upme, mientras que la Creg también ha fijado reglas que tienen que ver con los criterios de competencia, las condiciones de traslado a la tarifa y la garantía de piesta en operación que permiten la instalación de plantas.


Miguel Lotero, asesor del Ministerio de Minas y Energía, aseguró que "esta es una subasta donde tratamos de corregir algunos aspectos, principalmente la participación de la demanda. Quienes participan en estas convocatorias necesitan tener las reglas bastante claras porque hay muchos recursos de inversión en juego".


Lotero destacó el potencial que tiene la Región Caribe para ofertar este tipo de energías, por lo qie "esperamos que los proyectos que se presenten por el lado de la oferta puedan estat ubicados en esta zona del país", dijo.


De igual forma, el funcionario manifestó que la costa representa alrededor del 25 por ciento de la demanda de fuentes de energía no convencionales en toda la nación y que la cartera espera que esa demanda pueda beneficiar los precios, tecnologías y la competitividad de la subasta.


En esta ocasión, el límite de participación pasó de 10 a 5 megavatios por oferta, por lo que se espera gran participación.


Para garantizar una transparencia en la contratación el Ministerio tiene la estrategia "Pague lo contratado", que consiste en que la demanda tiene la certeza de que todo lo que va a contratar se le va a entregar, es decir, que quien tiene que cigilar el riesgo de entrega de la energía será el generador.


El proceso de la subasta consta de dos etapas. En una primera instancia se deben presentar propuestas hasta principios de septiembre y la presentación final se hará hasta la mitad del mes de octubre.


La meta del Ministerio de Minas es que a 2022 se tengan contratados al menos 1.500 megavatios de energía, sin embargo, la demanda objetivo sólo se revelará el día de la subasta. Los contratos asignados en la subasta tendrán una duración de 15 años.