La diversidad y el pluralismo, fortalezas de la región Caribe

Actualizado: 15 de dic de 2018

Autor: Ana Carolina Tapias

En nuestro especial de 10 años del Caribe colombiano(2017), entrevistamos a la abogada guajira Idayris Yolima Carrillo quien se ha desarrollado en varios cargos, representando las políticas de género y regionales.

Idayris Yolima Carrillo

Idayris Yolima Carrillo, inició su carrera como Diputada Departamental de La Guajira, luego fue elegida Senadora de la República y Alcaldesa de Riohacha de 2001 a 2003. También fue Magistrada del Consejo Nacional Electoral.


¿Cuáles son los aspectos que nos dan fortaleza como región?

La historia nos ha demostrado que los más altos niveles de integración se han logrado y consolidado a través de un entendimiento de la diversidad y el pluralismo. En ello radica la mayor fortaleza de la Región Caribe, pues ésta se conforma de subidentidades culturales cada una con particulares características musicales, gastronómicas, cosmogónicas, dialécticas, que al mismo tiempo nos unen a través de elementos comunes entrelazados nuestro pasado histórico y nuestro Mar Caribe, afluentes hídricos y paisajes, que junto a nuestras particularidades de comportamiento, crean ese sentimiento de identidad Caribe. ¿Qué es lo que nos debilita como región?

Nos debilitan las dificultades que hemos tenido para crear una agenda regional sólida, y estructurada, para cuyo logro se necesita alcanzar consensos, no sólo culturales partiendo del reconocimiento de la diversidad, sino económicos y políticos respecto de las necesidades e intereses regionales que apunten hacia la integración, la inclusión y la participación efectivas, evitando al máximo cualquier clase de centralismos locales. ¿Qué cambia si se constituyen las regiones de planificación territorial? 

El cambio consiste en la posibilidad de negociar en bloque con el Gobierno Nacional macroproyectos de desarrollo e inversión de interés regional, que a su vez, movilizarían nuestras economías. Tal proyecto regional tendría como pretensión una integración económica, a través por ejemplo, del crecimiento en infraestructura y transporte interdepartamental, que apalanquen proyectos de las diversas economías regionales: agropecuaria, portuaria, minera, turística, en pro del desarrollo social. ¿Para qué le sirvió a la región el Voto Caribe? ¿Se ha avanzado?

Los 2.502.726 votos depositados a favor de la constitución de la Región Caribe como entidad territorial de derecho público, marcaron un hito político en la historia de integración regional en Colombia. La votación demostró que existe un interés significativo de construir Región para promover el desarrollo económico y social. Si bien fue un voto simbólico, señaló un norte hacia el cual deben actuar las autoridades regionales. Concibo la descentralización como sinónimo de gestión administrativa y decisión política más focalizada, consensuada y autónoma. Nuestra región habrá de encontrar soluciones a los obstáculos que aún nos separaran, alcanzar consensos y definir objetivos de una agenda incluyente, si quiere consolidar dicho proyecto. ¿Cree usted que con el proceso de paz tiene mayor vigencia el tema regional? 

Sin duda, el Acuerdo de Paz alcanzado con las FARC posibilita avanzar en nuestro proyecto regional. Una de las finalidades transversales a dichos acuerdos es realizar una Paz Territorial, de abajo hacia arriba, de la periferia hacia el centro, de lo local a lo nacional, y el cumplimiento e implementación de esto implica desarrollo rural y económico, participación política a nivel comunitario, construcción del tejido social, la llegada del Estado a poblaciones marcadas por el conflicto armado, factores que posibilitan una mayor comprensión social desde lo territorial; y es que además, el Acuerdo es muestra que somos capaces de articular procesos de entendimiento de alto nivel, aceptando la diversidad y buscando la inclusión, ejemplo que nos permiten creer que como Región Caribe podemos superar los obstáculos que afrontamos y avanzar hacia dicha integración.