La construcción del Museo de Memoria de Colombia es protegida por la comunidad wiwa

Mamos de la comunidad wiwa realizaron una nueva activación ancestral y espiritual en el predio del Museo de Memoria de Colombia. Realizando una armonización y alimentación de las tumas ‘cuarzos que provienen de lugares sagrados de la Sierra Nevada’.



Los mamos de la comunidad wiwa realizaron armonización en Cabildo Indígena Muisca de Bosa. 16 tumas que las autoridades muiscas recibieron por parte de los wiwas en un acto de protección y cuidado. Posteriormente en un acto ancestral y privado, se activaran estas tumas como pagamento a los padres espirituales con el fin de armonizar el predio donde actualmente se construye el Museo de Memoria de Colombia, en la avenida de Las Américas en intersección con la Calle 26.

Con la presencia y participación de la comunidad wiwa se garantiza la armonización, equilibrio y protección de las fases de construcción del Museo de Memoria de Colombia y de cada uno de los espacios pensados para el sitio inagotable que honrará a las víctimas del conflicto armado

Comunicó la entidad

La presentación del Observatorio de Pensamiento Ancestral del Pueblo Wiwa, cuyo objetivo es reflexionar y hacer memoria sobre la esencia de lo que la comunidad ha vivido y los dolores experimentados durante el desarrollo del conflicto armado, buscando la transformación para mantener la vida.

Igualmente, Yeismith Armenta, uno de los representantes y vocero de la comunidad wiwa, expresó que


«Este proceso con el Centro Nacional de Memoria ha sido fundamental para recordar y guardar la memoria de lo que ha venido pasando con los pueblos tradicionales, como los wiwas, dentro del territorio. El lugar de memoria reconoce el arraigo ancestral, con base en los procesos con la comunidad, y compromete una memoria de recreación y cultura a través de la palabra de los mayores».