top of page

La canción 'En Barranquilla Me Quedo' cumple 35 años

El tema fue grabado por Álvaro José Arroyo el 25 de julio de 1988.


“Del caribe aflora, bella, encantadora, con mar y rio; una gran sociedad”, son las primeras palabras de la canción ‘En barranquilla Me Quedo’, un ícono musical que este martes 25 de julio llega a 35 años de sonar en distintos rincones del mundo.

La canción escrita en 1988 describe a una ciudad que se caracteriza por su cultura y la alegría que produce las personas que allí habitan. Lo curioso del tema es que no fue escrito por una persona nacida en la capital del Atlántico, sino por un Cartagenero que se sintió como en casa cuando decidió mudarse a la ‘Puerta de Oro’ de Colombia.

El tema fue grabado por Álvaro José Arroyo el 25 de julio de 1988, aunque han pasado más de tres década y media, la canción sigue más vigente que nunca y es reproducida cada fin de semana en los establecimientos de Barranquilla y de muchas otras ciudades de Colombia


“Barranquilla hermosa Yo te canto ahora Con gratitud y amor Del cantor al pueblo que adora A la nobleza y sentir De su gente acogedora A mi patria chiquita Que me apoyó”


Es uno de los apartes en las que Joe Arroyo le agradece a la ciudad por el apoyo que le brindó cuando él atravesaba por momentos complicados de vida personal.

¿Cómo nació la canción?


El tema tomó forma después de que el Joe Arroyo saliera del cementerio tras darle el último adiós a Pacho Galán, quien falleció el 21 de julio, cuatro días después, Joe llegó al estudio de grabación con la nostalgia de haber despedido al ‘Rey del merecumbé’ y con la inspiración de regalarle una canción a Barranquilla.


“Tu nombre pa mi significa La esperanza de la vida Llegue a ti cuando tenía Mis catorce primaveras' Blablabla, blebleble, blobloblo

Tomé mi resolución Que lo sepa todo el mundo Que en Barranquilla me quedo”

Este es uno de los tramos más importantes de la canción, donde el artista cartagenero dejó saber que el día que él falleciera, su cuerpo debía reposar en algún lugar de Barranquilla, la ciudad que le abrió las puertas desde muy pequeño.


Desde entonces, 35 años han pasado desde que se grabó esta canción y no hay un día que en sus melodías y el piano no dejen de escucharse en los rumbeaderos más populares de Barranquilla, tanto en el sur como en el norte.

Comentários


bottom of page