La Barranquilla del futuro: con calidad educativa y crecimiento económico


Por Kiara Severiche Palmera


Participación de Héctor Carbonell, director de Fenalco Atlántico. Región Caribe ORG

La capital del Atlántico ha sido protagonista de los medios en las últimas semanas, debido al éxito rotundo de los Juegos Centroamericanos y del Caribe 2018, la inauguración del monumento la Ventana al Mundo y la reciente edición de Sabor Barranquilla han sido las temáticas de las noticias. Para los gremios, muy optimistas, esperan que las buenas noticias continúen aún en 2030 cómo se ratificó en el foro que desarrolló el diario La República para analizar diferentes sectores de la capital en un futuro.

Uno de los invitados fue el presidente del puerto de Barranquilla, René Puche quien espera que en el futuro la ciudad sea un referente en materia portuaria. Para Puche es clave el trabajo articulado y la inversión que pueda realizarse desde el Gobierno nacional para lograr los propósitos que hoy en día pretenden superarse en torno a la navegabilidad del río Magdalena.

Ante la situación del problema energético, el invitado Luis Miguel Fernández al frente de la compañía Tebsa, hizo un llamado para dimensionar la situación de energía no como un problema regional sino del país, ya que el Caribe representa el 24% del consumo energético de Colombia.

En materia de educación, el rector de la Universidad del Norte, Adolfo Meisel recalcó la importancia de trabajar en temas como la nutrición y la calidad de la educación, claves para lograr impactar realmente a los estudiantes.

Para Meisel es destacable la labor que se viene haciendo en materia de cobertura en Barranquilla, pero es necesario atender las necesidades de la calidad de educación, teniendo en cuenta resultados de disciplinas como matemáticas y lenguajes, en los que la ciudad estaba rezagada en comparación con las principales del resto del país.

Finalmente el rector explicó que no se puede desconocer la realidad y la tendencia de desindustrialización en Latinoamérica, por lo que agregó que en la capital del Atlántico el puerto y la industria serán temas que pasarán a un segundo plano y los servicios en cambio, tomarán cada vez más fuerza.