Junior derrotó a Águilar con ayuda de la magia de Jarlan


Por Alejandro Matías 

El 'tiburón' venció 2-0 con tanto del samario y se mantiene invicto en el estadio Romelio Martínez.


Jarlan Barrera se lució y eso permitió que el Junior de Barranquilla derrotara 2-0 a Águilas de Pereira por la octava jornada de la Liga Águila II. Ambos tantos tantos del samario hicieron gritar a todo el Romelio Martínez y disfrutar de un nuevo espectáculo del conjunto 'tiburón' en el estadio Romelio Martínez, lugar en el que Junior no conoce la derrota este semestre. El inicio de la primera etapa no fue para nada cómoda para los de Comesaña. El conjunto pereirano estuvo constantemente presionando y creando ocasiones de peligro al arco defendido por Sebastián Viera. Después del momento del visitante, Junior fue amo y señor del encuentro. Creando ocasiones de peligro pero sin ser preciso. Pero fue Barrera, con un remate de 30 metros, perforó arco rival y generó el 1-0 parcial. Ese tanto ratificaba el buen momento que vive el samario en este semestre. En el segundo tiempo, Junior seguía comandando y Rionegro acechaba por el empate, hasta nuevamente el nacido en Santa Marta apareció de nuevo con otro zurdazo cerró el encuentro 2-0. Reacciones Tras el encuentro, el entrenador Julio Comesaña señaló que el resultado 2-0 sobre Águilas de Pereira es el que presupuestaban. "El partido estuvo dentro de lo que habíamos analizado en la práctica de ayer y en la reunión del mediodía de hoy. Salió como estaba, un partido muy difícil. Hoy pusieron a Toloza que es un jugador que en cualquier momento puede desequilibrar. Jugamos con tres delanteros, dos extremos que eran González y Moreno y un nueve que era Teófilo. Jarlan puso la ventana con un golazo, cuando ya controlamos el partido. Creo que fue un triunfo justo”, estableció el uruguayo. El estratega destacó la labor realizada por Jarlan Barrera en este semestre. El samario completó 31 goles con la casaca de Junior luego de los hecho en este encuentro. “Está cumpliendo sus obligaciones. Siempre debió jugar así, no hay razones para que no lo hubiera hecho. Aprendió del año pasado y encontró las razones dentro de él y no afuera. Lleva ocho partidos jugando muy bien”, cerró.