Jornada de solidaridad con venezolanos y colombianos retornados



Jornada de solidaridad en la plaza de la Paz.

Cada vez se vuelven más recurrentes las escenas de habitantes venezolanos durmiendo en parques y tratando de ganarse algunos pesos con venta de productos en los semáforos o esquinas de Barranquilla. Por esta razón y con el fin de aportar y ayudar a los más necesitados, la fundación Papá Trovador que ayuda a los habitantes de la calle, se ha dado a la tarea de liderar una jornada para brindar alimentación a los compatriotas del vecino país.

Durante toda la mañana de este domingo, docenas de personas se acercaron hasta la plaza San Nicolás en el Centro de Barranquilla, para recibir un desayuno, ya que muchas veces ni siquiera les alcanza para la comida.

Los relatos, de quienes han llegado, son realmente reflejo del drama que atraviesan las personas que con valentía han dejado su país, para buscar mejores condiciones en Colombia. 


Los sueldos en Venezuela realmente no alcanzan y aunque en aquí no de a basto, al menos algunos pueden desarrollar actividades para sobrevivir. Como el caso de una de las asistentes que hace un mes y medio está en Barranquilla u de las arregla vendiendo tinto y agua en las calles, pero entre los gastos de comida y el pago de la pieza compartida, no le alcanza para enviarle a su familia en Venezuela. 

Otra de las afectadas que participó de la jornada, explicó que hace una semana que llegó y ve el panorama muy difícil. De hecho todavía no ha logrado conseguir una manera de ganar algo de dinero y los pocos bolívares que Cambio en Maicao, ya se les están acabando por el pago de la pieza que comparte con su tía, a $25.000 colombianos.

Ella se las arreglaba como peluquera en Venezuela, antes de ser desempleana de una compañía donde ya no había dinero para pagarle a las personas.

Quienes han retornado con las manos vacías, sólo esperan tener una salida económica para mitigar el drama de los familiares que han dejado en Venezuela.