Jainir Cantillo, el psicólogo deportivo que trabaja en las divisiones menores de Junior

Actualizado: 31 jul

El psicólogo barranquillero lleva siete años trabajando con las categorías infantiles y menores de Junior y sueña con trabajar próximamente con el cuerpo técnico del conjunto profesional.

Foto: cortesía - Jainir Cantillo


Los procesos psicológicos son un factor fundamental en la vida de cualquier deportista, no solo llegan a los grandes clubes del mundo aquellos que demuestran su talento en un terreno de juego, el comportamiento que demuestran en distintos escenarios también juega un papel fundamental en la vida de un deportista profesional.


Los trabajos en psicología deportiva y neuroentrenamiento inician desde las categorías menores con el objetivo de enseñar a los futuros talentos a mantener un comportamiento ejemplar en si vida personal y pública.


Muchas veces el trabajo de un psicólogo deportivo busca generar conciencia en aquellos deportistas que no están acostumbrados al mundo de la fama o su entorno social, es por eso que en RegiónCaribe.org, conversamos con Jainir Cantillo, psicólogo deportivo en las inferiores del Junior de Barranquilla, quien destaca cómo son los trabajos con los jugadores y su trabajo como profesional.


Inicios en la psicología deportiva


"Hace aproximadamente 7 años tuve la oportunidad de iniciar un proceso en lo que corresponde a psicología deportiva en divisiones menores de nuestro equipo amado (Junior) a partir de ese momento la inquietud y saber que estábamos en un espacio en dónde se podían construir muchísimas cosas, lo fuimos preparando y nos dimos la oportunidad conseguir nuestro proceso de formación y recientemente tuve la oportunidad de graduarme como psicólogo deportivo".



Estudios en Medellín


"En la ciudad de Medellín tuve la oportunidad de irme todo el año anterior (2021) una vez al mes y a partir de allí se fue construyendo todo este proceso".



Proceso profesional


"Antes de entrar al club ofrecía capacitaciones trabajando en la parte con jóvenes y adicionalmente participaba en actividades deportivas con tenistas en sillas de ruedas, creo que eso fue combinando un perfil, que fue direccionando todo lo que es el gusto por la parte deportiva. Se dio la oportunidad de entrar al club (Junior) en el 2015 y cuando estábamos incluidos en la dinámica de estar con los muchachos, vi la necesidad de profundizar toda la parte formativa”.


Su maestría profesional


“Frente a las consulta que desarrollé, se me ofreció la oportunidad de estudiar a distancia la maestría de psicología deportiva. Sin embargo, exploré otras posibilidades y arranqué a estudiar una maestría en neurosicología en la ciudad (Barranquilla), después de eso se dio la oportunidad de estudiar en la Universidad de Envigado después de participar en una convocatoria (…) Entonces, antes de formarme en la especialización tuve un tiempo en lo que corresponde a psicología deportiva”.


Su trabajo en divisiones menores


“El equipo profesional requiere estos procesos de preparación mental porque es más que todo una preparación que permite desempeñarse adecuadamente en lo concerniente a las distintas acciones en lo que se puede presentar en competencia, creo que es importante desarrollar esta preparación en unos muchachos que de una u otra forma están habidos en la necesidad de adquirir esas herramientas. Es decir, nuestro trabajo fuerte es en divisiones menores”.


Sueña con trabajar con el equipo profesional


“La intención a nivel personal y profesional en algún momento es llegar al equipo profesional para expresar o compartir todas estas experiencias y yo creo que esa es una forma de ir construyendo sueños y metas. Entonces, hoy la vida nos tiene en divisiones menores, pero con el deseo de seguir proyectándose y llegar al equipo profesional”.